Las risas y tomarse el pelo o burlarse uno del otro hace que las parejas tiendan a ser más felices y duraderas, también les ayuda a enfrentar mejor sus diferencias, sobrellevar problemas de la cotidianeidad, ser más cómplices y compartir una vida juntos, según una reciente investigación.

Las parejas van construyendo su relación a través de las alegrías, penas, oportunidades, ilusiones y desesperanzas que se van presentando en el camino, además del amor que se tienen. Sin embargo, es igual de esencial compartir un buen sentido del humor, aunque pareciera un aspecto menor, la ciencia confirma que es más necesario de lo que se cree porque ayuda a tomarse las cosas con relajo y menos presión.

Hay muchas parejas que alimentan el sentido del humor haciéndose constantes bromas entre sí, y según un estudio de la Appalachian State University de Estados Unidos, el hecho de buscar la risa y promover los buenos momentos, hace que los enamorados construyan una relación más fuerte que les prepara para enfrentar las adversidades de la vida.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Te puede interesar: Este es el remedio casero con cebolla para el crecimiento y brillo del cabello

Es importante que las bromas no sean consideradas como ofensivas, hirientes o defensivas. Foto: Pexels

El poder de las bromas

De acuerdo al informe de los investigadores, las parejas con tendencia a las bromas se declaran satisfechas con su relación, datos con base en entrevistas en línea a 154 parejas heterosexuales a las que preguntaron por sus niveles de felicidad en la relación y por cómo afrontaban que se rieran de ellos, así como cuánto les gustaban reírse de los demás.

Los expertos descubrieron que a menudo las parejas tenían las mismas actitudes hacia las bromas y, cuando era así, se sentían más cómodas en su relación. Por eso, no solo tiene que haber una conexión de personalidades entre ambas partes, sino que también un sentido del humor necesario para que las bromas no sean consideradas como ofensivas, hirientes o defensivas.

Además, es muy importante que las bromas solo sean eso, inocentes, porque en el momento en que los sentimientos y quejas reales entran en juego, se corre el riesgo de herir a la otra persona. La habilidad de las parejas de reírse juntos genera mucha seguridad entre ellos, ya que se demuestran de ambas partes cuánto se conocen por dentro y por fuera, y esto ayuda a establecer una buena base para la relación.

Leé más: ¿Vas al gimnasio por primera vez? Estos consejos son para principiantes

Dejanos tu comentario