La pandemia modificó nuestros hábitos de vida. Los niños no van a la escuela, ni al parque, y sus actividades físicas se limitaron prácticamente al entorno casero. Estar todo el día en casa, sin poder gastar o consumir su desbordante energía puede ser un desafío, pero lo es más lograr que duerman a la siesta y a la noche.

Los especialistas recomiendan que los niños jueguen y hagan actividad física, pero también que descansen, pues les permite estar más tranquilos, menos irritables, ser más sociables, atentos e incluso asimilar mejor lo aprendido durante el día.

Dormir la siesta ayuda a reducir la hiperactividad, la ansiedad y la depresión en los niños. Eso sí, los períodos de descanso se van acortando a medida que el niño va creciendo.

En cuanto a la noche, es ideal que no duerman tan tarde y que no vayan a la cama estimulados por aparatos electrónicos que, en los últimos tiempos, se volvieron compañeros diarios, ya sea para seguir las clases virtuales o para entretenerse.

Lograr que duerman es una tarea difícil y se dificulta más cuanto mayor es la cantidad de niños y la diversidad de edades entre ellos. Para lograrlo, te dejamos estos Tips LN.

Mirá también: Tips LN: cómo armar tu mesa de Navidad

1. Hora adecuada para acostarse. Es importante crear una rutina de sueño según los mejores horarios para la familia.

2. Repetir actividades. A los bebés, darles un baño o biberón con leche, a los niños acompañarlos a cepillarse los dientes o leerles un cuento.

3. La cama no es un castigo. Es importante no enviar a los niños a dormir por haberse portado mal.

4. Misma hora de acostarse y de levantarse. Tener horarios fijos facilitará que los niños acepten dormir o levantarse sin protestar.

5. El ejercicio ayuda. Es ideal que al momento de acostarse lo hagan cansados y relajados. Por ello, se recomienda hacer actividad física.

Te puede interesar: Navidad de flor de coco, fe y esperanza

6. Evitar videojuegos y la televisión. Para que se relajen, evitar actividades que les puedan excitar, como los videojuegos y la televisión.

7. Luz tenue. Usar persiana o cortina gruesa si la habitación tiene una ventana exterior. Dejar una luz tenue para evitar que tenga miedo.

8. Nada de azúcar antes de dormir. Prescindir de las golosinas, chocolates o bebidas con mucha azúcar después del medio día.

9. Cama y pieza propia si es posible. Tras apagar la luz o abandonar la habitación, si vuelve a levantarse, acompañarle a su cama y calmarle. Pero, sin repetir la rutina ya que lo verá como hábito.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar