El documental “I Am Greta”, dirigido por el sueco Nathan Grossman, quien siguió durante meses a la joven activista del medio ambiente Greta Thunberg en todos sus viajes, y reunió muchísimas horas de metraje para armar lo más cercano a un perfil suyo; se estreno en la Mostra de Venecia. Greta, que ya ha concluido su año sabático para retomar el colegio, también continúa con su huelga de los viernes en Estocolmo, así como todo comenzó.

Solamente Grossman y su cámara acompañaban a la adolescente y su familia. Incluso Greta, quién apareció por videoconferencia el Festival de Venecia, admitió haber pensado que no “se veía muy profesional”. “Llegué a dudar de la seriedad del proyecto. En algún momento me preocupé. Tenía tanto material que podía contar la historia de una manera que no reflejase lo que soy. Pero ha conseguido retratarme tal como soy, y no a esa niña colérica e ingenua que grita a los líderes mundiales. Porque yo no soy esa persona”, señaló.

El documental, que para algunos críticos peca de benevolente con su protagonista, logra dar una visión más humana y cercana que las noticias cortas que puedan salir en el mundo. La acompaña en sus visitas a líderes mundiales, la muestra cuidada por sus padres que se preocupan de que coma a hora, y así también muestra un leve atisbo de su autismo, lo único que quizás se anima a mostrar pero que es vital para comprenderla también.

También te gustará: Harry y Meghan lanzan su carrera en Hollywood de la mano de Netflix



Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar