José Guillermo Arévalos Vigo es un contrabajista de Paraguay. En la actualidad, está estudiando contrabajo con Thomas Martin en el Royal Birmingham Conservatoire de Inglaterra. Fue seleccionado para integrar con la Orquesta de las Américas en el Tour México Crescendo 2019 (http://orchestraoftheamericas.org/mexicotour), entre el 28 de junio y el 3 de agosto de 2019.

Actualmente, el joven músico enseña guitarra en la London East School of Music y contrabajo en el Royal Birmingham Junior Conservatoire y es voluntario del proyecto musical ARCO para niños y jóvenes de Sudáfrica.

También ha participado tres veces en el Curso Internacional de Música de Cámara en Formosa (Argentina), donde ha recibido clases de Eduardo Vassallo (CBSO) y Peter Thomas (ex CBSO). Participó en varias clases magistrales con: Milton Masciadri (Uruguay), Catalin Rotaru (EEUU), Enrico Fagone (Italia), Javier Dragun (Argentina), entre otros.

Se estima que siete músicos paraguayos han participado en giras de la Orquesta de las Américas: los violinistas Blas Vive, José Echeverría, Juan López, Gabriela Rodríguez; los violistas Gloria Brítez, Ernesto Estigarribia; así como José Guillermo Arévalos Vigo, en el contrabajo.

–¿Cuál es tu balance sobre esta experiencia con la Orquesta de las Américas?

–Desde todo punto de vista, el balance es positivo, indudablemente haber sido parte de esta orquesta fue una de las mejores experiencias en lo personal y profesional, por la calidad de maestros y músicos con quienes he trabajado. Además, tuve la oportunidad de liderar la sección de contrabajos que es un puesto con mucha responsabilidad, pero, fue de gran ayuda poder estar en un ambiente sano, sin envidia, en donde pude sentir el respaldo de los colegas, un profesionalismo admirable de mis compañeros que se pudo notar no sólo por el nivel técnico sino por la forma de trabajar en equipo de quienes integraron la fila.

–¿Cómo fue la gira?

–La residencia fue en la ciudad de Puebla, donde hemos trabajado todo el repertorio para los distintos conciertos para la gira con los maestros Carlos Miguel Prieto y Paolo Bortolameolli de la Filarmónica de Los Ángeles, además cada sección de la orquesta ha trabajado con sus respectivos tutores en seccionales, los contrabajistas hemos tenido la oportunidad de trabajar con el maestro Dominic Seldis, principal de la Royal Concertgebouw de Holanda.

En total hemos tenido 7 conciertos de música de cámara y 14 conciertos con la orquesta completa en salas importantes como el Palacio de Bellas Artes, Sala Plácido Domingo, Teatro Bicentenario y Sala Nezahualcóyotl, por mencionar algunas, 12 ciudades distintas, 3.196 kilómetros recorridos y una audiencia total de 19.875 personas (datos extraídos de la web de la orquesta).

–Por el hecho de ser el único paraguayo presente, ¿generó curiosidad hacia Paraguay entre tus compañeros de gira?

–Siempre genera curiosidad el idioma guaraní, estaban interesados en escuchar alguna frase en nuestro idioma auténtico o preguntaban sobre atracciones turísticas y comidas tradicionales. Antes de comenzar la gira me puse en contacto con algunos colegas y Felipe de Argentina se encargó del equipo para mate, así que en los recesos podíamos compartir el famoso ka’ay. Teniendo en cuenta que viajé desde Inglaterra a México me ha sido difícil llevar distintivos patrios, así que me puse en contacto el señor Rodrigo Menéndez de la embajada paraguaya en México y me facilitaron una bandera tricolor que al término de cada concierto se mostraba al público junto con las otras banderas de los demás países integrantes.

–¿Cómo fue para que aplicaras para la orquesta, y por qué quisiste formar parte de ella?

–Las audiciones se hacen a través de videos ejecutando extractos de repertorios orquestales impuestos por la organización y una obra a elección de cada participante. Hace varios años un colega y amigo, José Echeverría, fue seleccionado para integrar la misma y fue así que pude interiorizarme sobre todo lo relacionado con la Orquesta de las Américas y desde entonces ha sido un objetivo que me ha inspirado a seguir trabajando hasta lograr teniendo en cuenta que mis dos primeros intentos en las audiciones no fueron exitosos.

Altamente recomendado para todos los músicos, las dificultades económicas no son una barrera ya que audicionar es gratis y todos los gastos correspondientes a pasajes, alimentación y hospedajes corren por cuenta de la organización de la OA.

OBRA GRABADA

–Comentanos acerca del repertorio, ¿hubo obras desafiantes?

–Los repertorios fueron en su mayoría bastante exigentes desde el punto de vista técnico y concentración mental. Los más desafiantes creo que fueron los “Cuadros de una exposición” de Mussorgsky, el “Concierto para violín” de Beethoven, siendo solista el ganador del Grammy, el violinista Gil Shaham, considerado uno de los mejores violinistas del mundo; seguido del “Sombrero de Tres Picos”, “Noches en los Jardines de España” de Manuel de Falla, esta última obra la grabamos con la discográfica británica “Linn Records” y el pianista Jorge Federico Osorio, cuyo lanzamiento al mercado estará disponible en algunos meses.

–¿Cómo y por qué se dio tu elección del contrabajo como tu instrumento principal?

–Empezó como un pasatiempo ya que primero aprendí a tocar la guitarra, bajo la tutela de mi papá, pero luego con el transcurrir de los años y cuando ya podía tocar en las peñas con vecinos y amigos de papá mi aporte era tocar la línea del bajo en las músicas paraguayas, pero lo hacía con la guitarra, hasta que se dio la oportunidad de integrar una orquesta juvenil del proyecto Sonidos de la Tierra en San Lorenzo Sede CEMTA, ya que había contrabajo pero no contrabajista, posterior a eso me ofrecieron la posibilidad de iniciar la licenciatura y lo peculiar de la historia es que me presenté a la audición como guitarrista pero con el compromiso de que el contrabajo sería mi instrumento principal y fue así como las cosas se fueron encaminando y empecé mis estudios formales con el profesor Tadeo Rotela en el CEMTA.

–¿Qué se viene en tu carrera artística para 2020?

–Muchos proyectos interesantes para este nuevo año, entre las que destaco están unas audiciones para algunas orquestas, la puesta en escena de “El lago de los cisnes” con el Royal Ballet de Birmingham, en marzo daré un recital de contrabajo con acompañamiento de piano como parte de los conciertos denominados “Conciertos al mediodía” del Royal Birmingham Conservatoire, y en junio estaré integrando la orquesta del Bach Collegium Asunción, dirigida por el maestro Diego Sánchez Haase en el prestigioso Bach Festival en Leipzig, Alemania.