Los realizadores Juan José Pereira y Tomás Faiman se encuentran trabajando en la etapa final del proyecto “Templo Vacío”, un largometraje documental sobre los enfermos de lepra que viven en la colonia Santa Isabel, ubicada en Sapucai, y que esperan estrenar el próximo año.

“Nacimos en la última década del siglo XX, con las nuevas democracias en América del Sur, con el nacimiento de nuevas formas de organización social y la masividad en las grandes ciudades. Fue muy inspirador encontrarnos con el leprosario Santa Isabel, un espacio que nos hizo reflexionar hacia las distintas formas de organización humana, donde las políticas y religiones no trascienden el tiempo y mantienen cierto tipo de misticismo encerrado. Nos interesa reflexionar sobre la relación de nosotros con ellos como un todo, una relación humana, y así poder trabajar con los enfermos en comunidad, para poder compartir sus historias y así construir la narrativa documental”, comenta Pereira.

Pereira, formado en la Universidad de Buenos Aires, en la carrera de Diseño de Imagen y Sonido. Trabajó en 5 cortometrajes que tuvieron estrenos internacionales.

“Fuimos a Santa Isabel en el 2017, ambos directores, compartimos la vida con los enfermos y las monjas. En ese convivencia nació la necesidad de comunicar la vida de estas personas que están aisladas de la sociedad hace décadas. Mostrar cómo funciona esta comunidad de ‘enfermos’, como ellos lo denominan, compartir y reflexionar las historias de más de 50 internos”, comenta.

Pereira conoció Santa Isabel a los 6 años, y trece años más tarde vio la película “Manojhara” (La región de la muerte) de Dominique Dubosc, que fue filmada en 1969, en la que se relata las experiencias de los residentes de la colonia de Santa Isabel. Ambas experiencias fueron sin duda las que generaron unas conexiones de relevancia del director y la historia que ahora busca narrar.

“Tras varios años de investigación y varios viajes al lugar, hemos visto cómo el paso del tiempo afecta de manera muy concisa a los enfermos, con más de 50 años viviendo en el Leprosario. Por esta razón el tiempo se vuelve un enemigo para nosotros en cuestión de producción. Necesitamos poder acceder a la lucidez de los internos en este momento, ya que cada vez se vuelven más frágiles”, señala Pereira.

Según expresa el director, la realidad de abandono de parte de la sociedad, que presenta la historia, necesita ser expuesta en una pantalla grande y así poder aprender de ellas.

EL LUMIERE

Con este proyecto ambos participaron y ganaron en el 2018 el Premio Lumiere, con un corte de 13 minutos que presenta parte del trabajo. “El premio consistió en una formación en cine documental en la escuela de cine más prestigiosa de Europa, que se llama La Femis y está ubicada en París. Como el premio está destinado para paraguayos, me tocó a mí realizar el viaje”, comentó.

En el marco de su estadía en el viejo continente, Juan José logró una acreditación en el Festival de Cannes, que le permitió un encuentro con la gran industria del cine. “En París estuve viviendo con 15 personas de 15 nacionalidades diferentes. Fue una experiencia única poder compartir y debatir con tantas culturas distintas sobre una misma cuestión: ‘cine documental’, entre otras cosas de nivel político/social, ya que a las 15 nacionalidades nos unía el nivel socioeconómico de nuestros países”, refirió.

Al terminar la residencia el paraguayo fue seleccionado para formar parte del Documentary Summer School (escuela de verano de documental), en el festival de cine de Locarno, Suiza, donde pudo debatir con otros realizadores y productores del mundo entero acerca de la ética documental. Además de formar parte de masterclass con grandes directores de cine.

Juan José Pereira.
Juan José Pereira.