¿Se trata de un cuento chino? No. Son cuen­tos paraguayos traducidos al chino. El libro “Cuentos crueles”, de la escritora Lita Pérez Cáceres, publicado bajo el sello de la editorial de la Universidad del Norte, fue traducido a este idioma. El auspicioso hecho extiende el horizonte de la autora nacio­nal, cuya narrativa llegará a un nuevo público que habla y lee en este idioma. Lita es autora de numerosas obras, varias ya traducidas a otros idiomas y algunas llevadas al teatro.

–¿Cómo se ha dado esta importante traducción al chino de tu libro “Cuentos crueles”?

–La verdad es que tiene su his­toria. El Dr. Yin Cheng Dong, el traductor, visitó el Para­guay invitado por la Univer­sidad del Norte, con motivo de la presentación de la novela “El invierno de Gunter”, cuya traducción al chino había sido hecha por él. Fue en un Sim­posio de Humanidades, hace pocos años. En esa ocasión visitó las bibliotecas de la uni­versidad y entre los libros que llevó se encontraba “Cuentos crueles”, una antología de mis cuentos publicada por la edi­torial de la Universidad del Norte.

Quiero mencionar que el Dr. Yin Cheng Dong es muy conocido en el mundo de la traductología, actualmente él ocupa el cargo de subdi­rector y traductor con rango de profesor titular del Buró Central de Traducciones de China; es asimismo vicepre­sidente de la Sociedad China de Investigación de Litera­tura Española, Portuguesa y Latinoamericana. Y tam­bién es vicepresidente de la Asociación de Traductores de China.

–¿Ha solicitado algunas aclaraciones mientras duró el trabajo?

–No, ninguna. Él habla per­fectamente el castellano y se ha recibido en la Universi­dad Andrés Bello, de Colom­bia, además ya tradujo a Gar­cía Marquez, Camilo José Cela, Vargas Llosa y a Juan Manuel Marcos. Me siento muy orgullosa de haber sido traducida también yo entre estos grandes de la litera­tura.

–¿Qué sentís al poder ser leída por un público de cul­tura totalmente diferente?

Siento como una devolución, yo he leído mucha literatura china y también veo pelícu­las chinas, justamente me atrae ese país de cultura tan diferente que fue capaz de cambiar antiguas tradicio­nes para dar un gran salto económico y político.

Portada de la obra traducida.
Portada de la obra traducida.

–¿Tenés otras obras tradu­cidas ya en otros idiomas?

–Sí, tengo cuentos traduci­dos al portugués, al inglés, al francés, al togolés (lengua africana que se habla en la república de Togo), al ucra­niano y ahora al chino.

NUESTRA LITERATURA CASI SECRETA

–¿Cuál es tu expectativa con esta traducción?

–Que los escritores paragua­yos seamos más conocidos, nuestra literatura es casi secreta y las traducciones, por ejemplo, las más de 40 traduc­ciones de El invierno de Gun­ter actúan como abrepuertas para otros autores paragua­yos. El Dr. Ying Cheng Dong me autorizó a publicar su dirección de correo electró­nico por si algún escritor o escritora quiera comunicarse con él, es: ydc203@163.com.

–¿Estás trabajando en otro libro?

–Sí, estoy escribiendo un volumen de cuentos y una novela. La novela transcurre en el pasado y se llamará “Una pasión en la postguerra”.