POR JIMMI PERALTA jimmielestudio@gmail.com

“‘Bajo Paraguay’ es un proyecto que surgió casi por accidente, de una de esas tantas conversaciones que terminan en un: ‘¿y por qué no?’. De esa pregunta se pasó a la experimentación de manera simultánea a la elección del repertorio (que se dio casi al azar, como fue el caso de conocer a Norma Ortega en un taller y escucharla tocar sus obras), dejando en último lugar las cuestiones de técnica o virtuosismo”, comenta la bajista Paula Rodríguez, quien la semana pasada lanzó a través de las principales plataformas digitales su disco “Bajo Paraguay”, editado en el 2010 en formato físico.

“El proyecto original pasó del formato de dos bajos y una base percusiva a otras formaciones, como acompañante junto al piano en una canción o en dúo con el violín”, siguió explicando.

“Bajo Paraguay” alude, a manera de juego de palabras, a un entorno geográfico y a un entorno musical. Propone una vía para escuchar música paraguaya, una manera no exenta de fusiones e intercambios, sabiendo que son justamente estos los que al confrontar ritmos estimulan el desarrollo de una música más plural, más diversa.

El disco, que representa su primer material como solista, contiene versiones instrumentales de música paraguaya, conformado por temas de compositores clásicos como “Pájaro Chogui”, “Recuerdos de Ypacaraí” y otros actuales como “Piel Quemada” del cantautor Víctor Riveros, entre otros. “La premisa es la misma que el disco anterior, el bajo en el folclore paraguayo, y la de reversionar clásicos de nuestro folclore, partiendo siempre de ‘¿qué hacer con lo que ya tenemos?’. Componer versiones que, a nuestra manera y con todo respeto a los compositores elegidos, dieran una vuelta de tuerca más a la música paraguaya sin el ánimo de agotar experiencias, ni caer en meros revisionismos. ¡Ah! y quizá algún que otro tema propio”, comenta la multifacética instrumentista.

Actualmente Paula forma parte del Quinteto de Jazz del CCPA, el Conjunto Folclórico de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), los grupos EVAS, Band’Elaschica, Camerata Fem de Sonidos de la Tierra; además de trabajar como sesionista.

MUJERES PROTAGONISTAS

Rodríguez viene trabajando en diferentes proyectos en los que las mujeres son las principales protagonistas, una práctica que va en desarrollo en la escena local. Respecto a esa experiencia dijo: “Enriquecedora y necesaria. En la música popular, somos muy poquitas aún, por lo que me parece importante juntarnos, organizarnos y mostrar lo que hacemos. Así por ejemplo surgió ‘Fiesta Sorora’, de una necesidad de visibilizar y registrar nuestro trabajo en la industria musical, de inspirar a otras mujeres y expresar nuestro punto de vista”.

Con relación al proyecto de un disco solista instrumental dentro de un mercado como el paraguayo y la retribución que deja el material, dijo: “Supongo que cada caso es diferente, me tocó contar con el apoyo del Fondec, de los músicos que me acompañaron y de mis ahorros. Lo terminamos en el transcurso de 10 a 12 meses. Como retribución, poder compartir el registro de un momento de mi vida, de mi carrera y de mi relación con el instrumento”.