Julia Roberts, estrella de la nueva comedia dramática “Dejar el mundo atrás”, dice que el fin del mundo es buen momento para darse unos gustos, incluyendo cheeseburgers y alcohol. La película que se estrena el viernes en Netflix, cuenta también con los actores Mahershala Ali e Ethan Hawke, y fue producida por el expresidente estadounidense Barack Obama.

Roberts interpreta a una esposa egocéntrica que mira cómo el mundo moderno colapsa a su alrededor durante unas vacaciones de lujo. La actriz conversó con AFP sobre lo que realmente la asusta y por qué mando a hacer un par de calcetines muy groseros después de hacer la película.

P: ¿Qué haría en su último día si el mundo estuviera por colapsar?

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Roberts: Si tuviera 24 horas, me quedo con mi familia, muchos cheesburgers y una enorme cantidad de alcohol, galletas de chispas de chocolate, abrazos y besos y, espere... tal vez somníferos. Pero no va a pasar.

P: Muchas cosas salen mal en la película. ¿Cuáles le aterrorizarían más en la vida real?

Roberts: Los desastres naturales, porque son más realistas y también porque, sabe, la madre naturaleza, a ella no le importa lo que la gente piensa.

Lea más: Cine: cómo Willy se convirtió en “Wonka”

Foto: Netflix

P: Una de sus primeras frases en la película es “yo odio a la gente”. ¿Fue divertido interpretar a ese tipo de personaje?

Roberts: Fue muy divertido interpretar eso, porque yo realmente amo a la gente y creo que soy muy abierta y amistosa, así que me encanta esa frase inicial.

Ahora tengo unos calcetines que dicen “odio a la gente”. Me encanta la idea de interpretar a alguien que adoptó ese tipo de mantra y lo que realmente significa. ¿Cómo puedes vivir en un mundo lleno de humanos cuando llevas adentro ese tipo de sentimiento?

P: En tu carrera interpretó a personajes antipáticos, ¿ha sido una opción?

Roberts: No creo que sea una opción en la que pensé interpretar a alguien agradable o desagradable. Creo que tiene que ver con todo lo que hay en el caldo. No es ser amistosa o inamistosa, es más sobre cómo calza con lo que pasa dentro de todo (en la película).

P: ¿Cuál es el mensaje de la película?

Roberts: Creo que es que estamos todos en esto juntos, la sensación de que realmente somos mil y una versiones de una cosa buena, que es la humanidad. ¡Ah, y cocinar!

Fuente: AFP.

Lea también: BID distinguió a ganadores de concurso de cortometrajes con conciencia social

Dejanos tu comentario