Es el artista argentino más escuchado del mundo, pero su rostro sigue siendo un misterio. Bizarrap, de 24 años, es un fenómeno de la música urbana que suma más de 7.000 millones de reproducciones e ilustra una generación que pasó de sus habitaciones al éxito mundial. En su caso, el triunfo se ha apoyado en una estrategia de marketing que él mismo supo construir.

Este miércoles, Bizarrap lanza “BZRP music sessions #55″, una nueva canción de su serie de colaboraciones, esta vez junto al cantante mexicano Peso Pluma. Para anunciarlo, subió un corto de animación a su cuenta de Instagram que en menos de una hora cosechó más de un millón de “likes”.

Muchos descubrieron al productor a principios de 2023, cuando su colaboración con Shakira terminó de hacer explotar su fama. Fue Milan, el hijo de 10 años de la superestrella colombiana, quien le sugirió que grabara con el joven productor. “Me dijo: ‘tienes que hacer algo con Bizarrap, es el Dios argentino’”, reveló ella.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea más: “No tuve éxito hasta los 27 años”: Noel Gallagher vuelve con nuevo disco

Esa “BZRP Music Sessions #53″ suma hasta ahora más de 1.100 millones de reproducciones entre Spotify y YouTube. El lanzamiento entró en los libros de récords como la canción latina más vista en 24 horas en YouTube, con 63 millones de visitas.

La revista Time acaba de nombrar a Bizarrap como “uno de los diez líderes de la próxima generación”, y señaló que “su ascenso meteórico, pero poco convencional señala un cambio en la industria (musical), demostrando que los recién llegados no tienen que seguir un camino establecido para encontrar su público”.

En 2022, Bizarrap, nacido con el nombre de Gonzalo Julián Conde, ya era el argentino más escuchado y un cotizado productor, como demuestran sus colaboraciones con el rapero español Quevedo, la puertorriqueña Villano Antillano o las argentinas Nicki Nicole y Nathy Peluso.

En abril pasado, Bizarrap arrasó con sus primeros shows propios en el Hipódromo de Buenos Aires. Foto: Archivo

La habitación estudio

En su serie de colaboraciones, Bizarrap aporta la pista musical y deja que el artista invitado se luzca. “A mí me gusta poner al artista delante de mí, incluso su nombre aparece antes que el mío”, contó en una entrevista con la revista Forbes el año pasado. La mayoría de sus sesiones se grabaron en su habitación familiar en el barrio de Ramos Mejía, en la periferia de Buenos Aires, con el mismo empapelado y decoración minimalista. “Quiero que los productores que hoy tienen 15 años vean que desde el propio cuarto podés hacer varios temas de cien millones (de vistas) sin ningún tipo de pauta ni que te banque nadie”, dijo al medio digital Filo News en 2021.

Entre sus primeras inspiraciones cuenta los discos familiares –su padre es contador, su madre licenciada en Letras–, Radiohead, PJ Harvey. Y tuvo una revelación con la música electrónica, con artistas como el estadounidense Skrillex y el australiano Flume. A los 14 años comenzó a estudiar música. “Aportaba muy buenas ideas y tenía sed de aprender”, recordó para AFP Juliana Scellato, quien fue su profesora de piano y lo describió como “un chico inteligente, muy decidido, una persona muy transparente, un chico de barrio”.

Como productor, Bizarrap fue un autodidacta: “Me gustaba mucho el rap y la música electrónica y me descargué el software para producir. Empecé a aprender solo. Agarraba canciones que me gustaban, las extraía ‘a capella’ y las mezclaba”, le dijo a Forbes. La combinación de efectos y gags visuales con improvisación en aquellos primeros videos de su serie “Combo Loco” (2017) fue el origen de su nombre artístico, una versión bizarra del rap.

Lea también: ¡Al cien x100to! Grupo Frontera tocará en Asunción en víspera del Día de la amistad

Explotando la pista

En más de un sentido, Bizarrap es la encarnación de una década en la que muchos artistas jóvenes saltaron a la fama desde el “do it yourself” de sus estudios caseros. Pero, en su caso, con una saludable dosis de estrategia y profesionalismo. Estudió marketing y trabajó como “label manager” en la discográfica Warner durante dos años. Esa experiencia, según contó a Filo News, “fue fundamental para entender la industria”, sin perder la brújula.

Su aspecto con gruesas gafas negras que le cubren el rostro y una gorra de gran visera lo hacen pasar de incógnito por la calle. Pero tiene ya hasta una colección con su nombre en Adidas. “Es un estratega, una persona muy táctica”, dijo Villano Antillano. “Él ve lo que va a pasar, sabe a dónde va a llegar una canción”, se maravilló Nicki Nicole.

A fines de abril realizó sus primeros shows propios en Buenos Aires ante 60.000 espectadores en un ambicioso espectáculo con 3.000 m2 de pantallas y sonido envolvente. Su colaboración junto a Peso Pluma llega tras un ascenso meteórico del mexicano, que en marzo fue el artista más escuchado en Spotify en su país.

Transformados en ratones

Transformados en ratones escapando de un cazador, en una animación cuadro por cuadro, la novel estrella mexicana Peso Pluma y el productor argentino Bizarrap habían anunciado este martes pasado una colaboración musical, cuyo próximo estreno agita las redes sociales. El video, de dos minutos y medio, muestra a la encarnación ratonil de Bizarrap trabajando en una nueva creación con sonidos de guitarra y trombón, característicos del “corrido tumbado”, estilo que ha impulsado a Peso Pluma hasta la cima de los más escuchados mundialmente en plataformas digitales.

Cuando el ratón Bizarrap sale en busca de comida es sorprendido y perseguido a escobazos, hasta que otro roedor lo arrastra a su madriguera salvándole la vida. Su protector no es otro que Peso Pluma, también convertido en ratón, según la secuencia difundida en redes sociales. “Che ¿y si hacemos un temita?”, pregunta el argentino, a lo que el mexicano responde con su característico grito “¡Pura doble P, Yayay!”, mientras de fondo suena lo que parecen ser los primeros compases de la canción que se estrenará este miércoles.

Lea además: Jon Batiste, ganador del Grammy, presenta nuevo hit para abrir la temporada de Coke Studio

El joven artista mexicano llegó al show televisivo de Jimmy Fallon para interpretar su éxito "Ella baila sola". Foto: Instagram

Se trata de la sesión número 55 del productor argentino de 24 años, que se ha convertido en uno de los más exitosos del momento por sus colaboraciones con diversos artistas, como la colombiana Shakira y el español Quevedo. Las “BZRP Music Sessions” acumulan miles de millones de reproducciones en Spotify y Youtube, y su vertiginoso éxito lo ha llevado a batir varios récords Guinness.

Peso Pluma, nombre artístico del cantante mexicano Hassan Emilio Kabande Laija, de 23 años, nacido en Jalisco y criado en Guadalajara, se impone como el primer mexicano en tener siete canciones -una en solitario, seis con otros artistas- rotando en el Hot 100 de la revista Billboard y cinco en el Top 50 de Spotify, referentes de la industria.

Con dos discos editados logró gran repercusión en la escena musical mexicana con sus canciones, tradicionales corridos, que pusieron a cantar a un país al ritmo de sus líricas. Ya colaboró con artistas como Becky G y el dj estadounidense Marshmello. Su éxito “Ella baila sola” lo posicionó en el #1 global de Spotify donde ya cuenta con más de 242 millones de reproducciones y más de 153 millones en YouTube.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario