En la mañana de este lunes, el país se despertó con la triste noticia de la partida del reconocido cantante paraguayo, Alberto de Luque, quien dejó el mundo terrenal a los 82 años de edad, recién cumplidos el último 12 de marzo, no sin antes dejar una legendaria trayectoria de la música nacional y un pueblo dolido. Nacido en la ciudad de Iturbe, departamento del Guairá, en el año 1938.

Todo un país lamenta la enorme pérdida para la música y el arte paraguayo, quien en vida era Vitalino Rodríguez Báez y haya tomado el seudónimo de Alberto de Luque, y deja de luto al Paraguay, tras llevar la música de nuestro país al mercado internacional, quien logró estar a la altura de grandes artistas, y llegó a ser un gran amigo de Plácido Domingo, a más de trabajar en la misma compañía discográfica que los propios Beatles.

Alberto de Luque, embajador de la música paraguaya en el mundo, deja un libro autobiográfico que realiza un recorrido por su rica historia artística, con importante éxito en Europa, se había iniciado a los 11 años de edad cuando resultó ganador del concurso Certamen de los Barrios de Radio Guaraní.

Formó parte del primer grupo vocal infantil paraguayo con el que participó de giras por el interior del país, luego en 1953 se estableció en Buenos Aires, para posterior a ello en 1957, realizar con Herminio Giménez la primera grabación discográfica para el sello RCA.

Entre 1959 y 1960 actuó como solista de los conciertos de Herminio Giménez por Radio Splendid, como así también en teatros, clubes y en el Luna Park, a más de cantar bajo la dirección de José Asunción Flores, en el Teatro Astral. Ya para finales de 1960 se estableció con su conjunto en Hamburgo, Alemania, participando de extensas giras hasta su regreso definitivo al Paraguay en 1980. Para luego representar a Paraguay en la Décima versión del Festival de la Canción Iberoamericana, en 1981.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar