Cadena Perpetua es una banda de punk rock que llegará desde Argentina para dar un nuevo show en Asunción, a un paso de cumplir 3 décadas de existencia, en el festival “Ciudad Punk Volumen 2” junto a los legendarios Dead Kennedys. El evento será en el Casco Antiguo, sobre Palma y Garibaldi, en pleno centro de Asunción. Hernán Valente, cantante y guitarrista, demuestra una extrema amabilidad y excelente predisposición para responder desde Buenos Aires a preguntas de La Nación.

Formados en 1990 en Buenos Aires, llevan editados nada menos que 10 discos. A esta altura, el trío ya se convirtió en una de las bandas favoritas y mejor son recibidas desde la escena punk argentina en Paraguay. La venta de entradas está habilitada en todos los locales de Ticketea, los norteamericanos y argentinos estarán acompañados de los locales Garage 21 y Square Pants.

Su cantante no disimula la alegría por volver luego de 4 años tras su última visita en 2015, en lo que será la cuarta presentación de la banda. “Es la cuarta vez que vamos a Asunción. La verdad que muy contento, nos enteramos de la invitación cuando estábamos manejando a Uruguay. Estamos muy contentos de volver a Paraguay. Ojalá que nos podamos reencontrar con la gente amiga”, dice Hernán.

Tocar con Dead Kennedys

El músico resalta para el trío significa bastante tocar con Dead Kennedys y revela que será por segunda vez en su carrera, ya que unos años atrás compartieron escenario en un festival realizado en Argentina. En su momento, Cadena Perpetua supo telonear a Ramones, Steve Jones de Sex Pistols o La Polla Records. Hernán reconoce que se trata de alegrías que les regala la música.

“¿Tocar con los Dead Kennedys? Yo me encuentro fotos de cuando eramos chiquitos, recién empezábamos a tocar y estamos con remeras de Dead Kennedys. Aunque no forme parte (Jello) Biafra, está el legado, que es lo más importante. La expresión está para siempre. Compartimos hace dos o tres años un festival. Es reencontrarte con músicos que jamás me imaginé la posibilidad de cruzármelos algún día”, expresó Valente, en contacto con La Nación.

El próximo disco

Hernán se muestra gentil desde su casa en Buenos Aires, atiende el teléfono y con interés relata el siguiente paso en la carrera del trío que se completa con Eduardo Graziadei en bajo y voz, y Damián “Chino” Biscotti, en la batería. El cantante relata que la música del próximo disco está totalmente grabada, mientras que falta finalizar las letras. Se muestra ansioso debido a que este será un álbum lanzado de manera totalmente independiente.

“Grabamos 17 canciones con las melodías definidas. Las letras faltan que nos sintamos cómodos con las que irán en cada canción. Se hace más largo el proceso porque los tres tenemos hijos. Tenemos muchas canciones y no queremos ser repetitivos, obviamente. Estamos trabajando para que salga cuando sea el momento. Nadie nos apura”, explicó Valente.

La banda está a un paso de cumplir 3 décadas de existencia, en tanto que llevan 25 años con la misma formación, hecho que Valente describe que se logró de manera totalmente natural. "Somos amigos. La banda continúa porque continúa nuestra amistad. Lo seguimos haciendo hasta que no tengamos más ganas. A lo mejor alguien, algún día, no tiene más ganas de tocar y vamos a respetar ese sentimiento. Llegamos acá naturalmente, no tenemos una mochila que nos cueste llevar", dijo Hernán.

Cadena Perpetua supo ser teloneros de bandas como Ramones y La Polla Records a mediados de la década de los 90. En 2015, editó “Plaga y Circo”, con canciones registradas en vivo. Su último trabajo de estudio es el EP titulado “Armas y opio”.

Para Cadena Perpetua lo fundamental es expresar aquello que sus integrantes sienten y piensen. Adjudican a que ese espíritu se mantiene desde que inició la banda. “Lo que uno siente y lo que uno ve en la sociedad, tratar de expresarlo. Es el espíritu joven, por así decirlo. Sigue siendo como lo hacíamos antes. Expresarnos sobre todo”, afirmó Valente.

La película documental

La banda lanzó hace dos años la película documental “No mires al cielo”, que cuenta la historia de tres amigos que, a pesar de sus diferencias, lograron un vínculo imbatible a través del tiempo, desde sus comienzos hasta un inolvidable show en un mítico lugar de Buenos Aires como el Luna Park.

“Lo de la película fue muy lindo como lo recibió la gente. Es una película totalmente sincera. Tiene varias sensaciones, parece que hay más tiempo para que la gente nos conozca mejor. Hay situaciones graciosas, situaciones intensas. La intención fue esa. Estamos contento de tener una película en nuestra obra”, dijo Hernán.