“Con Paraguay Eterno nos dimos cuenta que lo que más interesa al paraguayo es la Guerra Grande, el lopismo, el antilopismo. La historia romántica sigue siendo útil para atraer la curiosidad la gente, pero, es necesario entender más sobre los procesos. Hay mucha sed de conocimiento en cuanto a nuestra historia”, señaló Marcelo Cuenca.

Fue durante una entrevista en el programa Tribuna, divulgado por Paraguay TV HD, espacio desde donde Cuenca – abogado y conductor del programa radial Paraguay Eterno – compartió otros detalles acerca de su libro “De la Pluma al Micrófono.”

Respecto a este libro, la Secretaría de Cultura divulgó que la obra “reúne artículos escritos por doce historiadores que participaron de los programas de Paraguay Eterno, en las que narran hechos inéditos de nuestra historia nacional, así como también enfoques distintos sobre diversos capítulos históricos del Paraguay.”

El titular de dicha Secretaría de Estado, Fernando Griffith, dijo inclusive que el trabajo “colabora con la defensa de la identidad nacional y la difusión de la historia.”

EL LIBRO

Ya en relación con el compendio publicado, Cuenca indicó que su trabajo tiene “artículos inéditos de distintos historiadores paraguayos y brasileños, sobre temas que fueron tratados en otras obras, pero que tienen distintas perspectivas y distintas fuentes.”

“Son otros protagonistas hablando de la historia, historiadores jóvenes, transmitiendo de manera fresca para entender nuestra identidad”, planteó.

Agregó que varios capítulos son polémicos, como la del historiador brasileño Mario Maestri, quien aborda la triste memoria conde D’ Eu, comandante del ejército brasileño durante la Guerra Grande.

“Se le atribuyen barbaries, hechos salvajes en la batalla de Piribebuy y Acosta Ñu. En este caso, (Maestri) lo desmitifica y lo presenta al marido de la hija del Emperador del Brasil como un inútil que vino a la guerra para cumplir con un protocolo dinástico de ser un héroe de guerra”, comentó.

ECOS

Ya en relación a la trayectoria del programa radial que conduce, Cuenca admitió estar sorprendido por la “curiosidad de la gente.”

“No hay una edad determinada para saber más sobre historia. Paraguay Eterno sirvió para retroalimentarse o despertarse. Algunos fueron a la facultad para estudiar Historia, otros compraron libros de historia”, aseguró.

HISTORIA

Cuenca también señaló que en la malla curricular se “deja de lado” la historia. “Esto motivó a que Paraguay Eterno emprendiera este trabajo de dar a conocer la historia del Paraguay a lo largo de estos últimos cinco años”, finalizó.