En dos días, la segunda película dirigida por la cineasta paraguaya Paz Encina, “Ejercicios de memoria”, obtuvo nominaciones para importantes galardones. Primero fue candidatada para los Cóndor de Plata, que se entregarán en junio en Argentina; y este martes fue incluida en la categoría documental para la quinta edición de los Premios Platino del Cine Iberoamericano, cuya gala será el próximo 29 de abril, en México.

Pasó un año y medio desde que estrené, porque estrené en San Sebastián en el 2016. Es una alegría, siempre. Siento que es un espacio más para que la película transite, y eso siempre es una alegría enorme. Además espero que sea como un grano de arena más para que finalmente salga la ley de cine”, expresó Encina, sobre el último mérito obtenido, y que convierten a “Ejercicios de memoria” en la primera producción paraguaya en alcanzar una nominación en los Platino, que organizan las entidades Egeda y Fipca.

La cinta, que también fue preseleccionada para los premios Goya de España, reconstruye la historia del dirigente político Agustín Goiburú, desaparecido durante la dictadura de Stroessner; competirá con “Dancing Beethoven” (España), de Arantxa Aguirre; “El pacto de Adriana” (Chile), de Lisette Orozco; Los niños” (Chile), de Maite Alberdi; “Muchos hijos, un mono y un castillo”, de Gustavo Salmerón.

Paraguay también estará representado por el compositor de “Los buscadores”, Derlis A. González, nominado a mejor música original. La obra chilena “Una mujer fantástica”, ganadora del Oscar a la mejor película extranjera, lidera las nominaciones con 9 candidaturas, por delante de “Zama”, con 8, y la cubana “Últimos días en La Habana”, con 7.

“Ejercicios de memoria” reconstruye la historia de Agustín Goiburú a través del recuerdo de sus hijos. Foto: Gentileza
“Ejercicios de memoria” reconstruye la historia de Agustín Goiburú a través del recuerdo de sus hijos. Foto: Gentileza

Argentina

La Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina (ACCA) otorgó una nominación a “Ejercicios de memoria” para la edición 66 de los Cóndor de Plata, como Película Iberoamericana, junto a: “Aquarius”, de Kieber Mendonca Filho (Brasil); “El candidato”, de Daniel Hendler (Uruguay-Argentina); “La academia de las musas”, de José Luis Guerín (España); y “Los perros”, de Marcela Said (Chile-Argentina-Francia-Portugal).

La verdad que no estaba en planes. Además que entró con películas preciosas y enormes. Me siento muy halagada por estar nominada en esa categoría, con directores que yo respeto mucho, además. Estoy muy contenta”, señaló Encina, cuya aclamada ópera prima, “Hamaca paraguaya”, había logrado tres nominaciones a los Cóndor del año 2007, como mejor película iberoamericana, fotografía y sonido.

Y qué grande, Loren”, agregó la directora, en alusión a la actriz paraguaya Loren Acuña, que también fue nominada como revelación femenina, por su protagónico en la película argentina “Madraza”. En 2015, “7 cajas” de, Juan Carlos Maneglia y Tana Schémbori, conquistó el Cóndor de Plata a película iberoamericana.

Ley de cine

Consultada sobre la situación del cine paraguayo, desde que “Hamaca paraguaya” (2006) trajera el premio Fipresci del Festival de Cannes, a los galardones de la Berlinale que trajo “Las herederas”, de Marcelo Martinessi, opinó: “Creo que pasaron muchas cosas en medio. Que son cosas también enormes. La otra vez estaba pensando, como que parece normal que una película vaya a Berlín y traiga dos Osos; o pueda estar en Cannes y traer un premio; o pueda estar en los Goya, como estuvo ‘7 cajas’. No es algo normal, son realmente cosas extraordinarias para cualquier país del mundo”.

Agregó: “Es algo que celebro y, por otro lado, que también me gustaría que estas cosas se dieran en el marco de una ley de cine, que apoye nuestra cinematografía, porque, imaginate todos los lugares a los que llegó nuestro cine, sin apoyo oficial, digamos. Si no, cada película es para todos nosotros un comenzar de nuevo. Es justamente lo que estuvimos hablando, el otro día, con Tana Schémbori, que es muy desgastante, porque cada película es un volver todo de nuevo. Y realmente el cine llegó a lugares muy importantes”.

Respecto a su próximo proyecto, Encina comentó: “Estoy esperando la respuestas de fondos de acá, de Paraguay, del Cabildo y del Fondec. Estoy un poco en un cuerda floja, siempre por el mismo motivo. Yo tengo un plazo, yo tengo que filmar esto antes de agosto. Pero estoy siempre en esa cuerda floja. A eso me refiero también que es muy desgastante. Es un apoyo que vengo buscando hace más de un año”.

“Érami: El monte que es el mundo” abordará sobre la comunidad Ayoreo Totobiegosode.
“Érami: El monte que es el mundo” abordará sobre la comunidad Ayoreo Totobiegosode.

“Érami: El monte que es el mundo”

La cineasta se refiere a “Érami: El monte que es el mundo”, que busca reflejar el drama de la migración de los pueblos ancestrales, con tomas en 3D. El proyecto, que ha recibido subsidios como el “Hubert Bals”, por valor de 72.500 euros; requiere de una contrapartida paraguaya, para poder realizarse antes del plazo establecido, o deberá devolver los fondos internacionales. Esta situación ya le ha ocurrido hace unos años, que tuvo que descartar un proyecto de largometraje, devolvió fondos del exterior, y finalmente realizó el cortometraje “Viento sur” (2011).

Ejercicios de memoria, que recibió apoyo del Programa Ibermedia a la Coproducción en 2014; se estrenó en setiembre de 2016, en la edición 64ª del Festival de Cine de San Sebastián, en España. Ese mismo año fue galardonada con el “Premio a la Crítica del Jurado” en Brasilia. Al año siguiente, en el festival de Cartagena (Colombia) recibió los trofeos a Mejor película documental y mejor directora. También estuvo nominada a mejor fotografía documental en los Premios Fénix 2017.