Las perspectivas económicas del año que acaba de comenzar indi­can que mejorará el consumo con un fuerte crecimiento, lo mismo que la inversión privada, que tendrá un alza importante, cosa que se replicará también en otros sectores como las expor­taciones e importaciones, que tendrán un repunte considerable. Esto es lo que indi­can las previsiones que tiene el Banco Cen­tral del Paraguay (BCP) en un estudio que acaba de conocerse. Si las perspectivas de la banca matriz se cumplen, significa que estaremos dejando el mal momento para acercarnos a la tan ansiada recuperación.

Los organismos internacionales y entes especializados privados hablan en el mismo sentido, con variaciones pequeñas en el incremento, pero con el acento de que será un año bueno comparado con los dos ante­riores en que no se produjo ningún aumento. Las conclusiones del BCP revelan que con el crecimiento del 4% del Producto Interno Bruto (PIB), la economía podría volver a la situación de prepandemia ya a mediados de año, con todo lo que ello significa.

De acuerdo con los datos de las últimas semanas de diciembre, el consumo total crecería un 4,7% durante este año, lo que comparado con la caída del 3,5% del 2020, es un paso significativo. En este capítulo, el área que tendrá mejor comportamiento será el consumo privado, que prevé un alza del 5%, lo que frente al descenso del 5,1% del año anterior es importante. El consumo público crecerá 3,5% en el 2021 frente al aumento del 4,8% del año pasado. La importante expansión del consumo es un indicador claro de que las cosas estarán mejorando sustancialmente.

Por el lado de la inversión, el reporte de la banca matriz revela que se daría un repunte importante. Para este año se espera un alza del 6,9%, que frente al 4,1% del 2020 implica un aumento de casi tres puntos porcentuales. Con la precisión de que este año las inversiones aumentarán principalmente mediante la participación del sector privado, ya que el año anterior el factor más importante en su expansión fue el sector público por las obras de infraes­tructura encaradas por el Estado.

Una de las áreas que podrían impulsar la inversión del sector privado es el sector agrícola, dado que los precios internacio­nales de la soja y otros productos se están incrementando.

También se prevé un buen comporta­miento de las exportaciones de bienes y servicios, que para el 2021 se estima podrían crecer 10,4% luego de los malos años anteriores como el 2019 (-3,4%) y el 2020 (-4,4%). Con las importaciones se prevé que ocurrirá algo similar, pues luego de un 2019 con disminución de 2,0% y un 2020 con una caída del 14,4%, este año podrían crecer un 14,9%.

Aunque podrían incrementarse las impor­taciones, algunos especialistas dijeron que el contrabando podría subir fuertemente por el tipo de cambio, ya que el peso argen­tino está cada vez más bajo con respecto al dólar de los EEUU. El problema es que los productos ingresados ilegalmente puedan poner en riesgo la comercialización de las mercaderías que entren por importaciones normales y esto afecte el consumo legal.

La estimación de los economistas es que la anunciada expansión podría comen­zar a observarse a partir del segundo tri­mestre, si todos los elementos se conjugan de la manera en que se está aguardando. Aunque la recuperación del consumo y el incremento de las inversiones tienen mucho que ver con el tema sanitario, como la evolución de la pandemia y el acceso a las vacunas anticovid-19.

Todas estas previsiones están sujetas al desarrollo de diversos factores en los próxi­mos meses que dependen de una serie de elementos que no tienen que ver siempre con la voluntad de los gobiernos o la deci­sión de las personas. El futuro es incierto en gran medida, pues hay acontecimientos que escapan a la voluntad humana, aún para los países más desarrollados y con importan­tes recursos económicos y tecnológicos.

Aunque es todavía temprano para sacar conclusiones definitivas, el buen augurio que implican las previsiones basadas en datos recientes es una noticia no desecha­ble. Mientras tanto, se deben seguir los cui­dados sanitarios para detener la pande­mia. Y acometer los proyectos con todo el ímpetu necesario.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar