Por Jorge Torres Romero - Cinthia Mora

El banco Atlas no aparece en la primera auditoría de la Conmebol porque fue la única entidad bancaria que se negó a proveer información, cuando todos los demás bancos proveyeron los datos requeridos y por ello aparecen en ese informe. El banco de la familia Zuccolillo se negó a cooperar y dar información para evitar que salga a luz su implicancia en el blindaje de los US$ 6 millones que Nicolás Leoz había guardado allí a través de dos contratos fiduciarios formalizados el 11 de febrero del 2016, cuando sobre él ya pesaba orden de captura internacional formulada por el departamento de justicia de los EEUU.

El abogado Claudio Lovera, representante de la Conmebol, hizo una cronología de los hechos que involucran al banco Atlas en el aparente lavado de dinero que hizo el ex dirigente deportivo Nicolás Leoz con el dinero proveniente del fútbol. En ese sentido el letrado reveló a la radio 650 AM que en la primera auditoría ordenada por el ente no aparece el banco Atlas porque este fue el único banco que se negó a colaborar y proveer información a los auditores, a diferencia del resto de los bancos que sí entregaron todos los datos. Para poder entender el trasfondo de la cuestión, Lovera relató que en el 2015 salta el nombre de Leoz en el marco del FIFA-gate y que en el 2016 la Conmebol –bajo el mandato de Alejandro Domínguez– decide ordenar la realización de una auditoría forense sobre el flujo de su patrimonio, para verificar cuáles fueron las administraciones que causaron perjuicios patrimoniales a la institución y quiénes se vieron beneficiados con esa irregularidad.

La auditoría forense se llevó adelante mediante el apoyo de algunos bancos que proporcionaron la información requerida y así se permitió identificar flujos en 4 características por un valor de US$ 129 millones. Tras este informe comenzaron las acciones legales para recuperar la plata. Es así que en febrero del 2017 se hizo una denuncia en Paraguay sobre esa irregularidad. Además, la justicia de Estados Unidos y la justicia suiza solicitaron dicha auditoría de la Conmebol.

Lovera reveló que casi todos los bancos proveyeron la información en esta auditoría, pero que el banco Atlas, del Grupo Zuccolillo, no lo hizo y que por este motivo no aparece en el reporte final de los auditores, quienes no tuvieron los elementos necesarios para investigar si Leoz tenía dinero guardado en esa entidad bancaria. De esta manera, la presencia de los bancos en la primera auditoría se da porque cooperaron con los auditores cuando se hicieron las consultas y esto no ocurre con el banco Atlas porque se negó rotundamente a proveer información, siendo esto un límite para el auditor al no tener acceso a los datos. “El banco tomó una decisión e hizo su análisis para no responder, entonces no se pudo hacer un flujo con relación a esa entidad”, refirió el entrevistado.

IMPLICANCIA DE ATLAS

Consultado sobre cómo luego apareció el banco Atlas en el modus operandi de Leoz para lavar dinero sucio, el abogado reiteró que en el 2017 la Conmebol hizo una denuncia innominada y entregó el informe de la auditoría forense a la Fiscalía, la cual luego llevó adelante una recolección de información del sistema financiero y de la Seprelad.

Como la Conmebol es la víctima, a finales del año pasado obtuvo copias de la documentación de la carpeta fiscal y observó en el legajo remitido por Atlas la celebración de dos contratos de fideicomisos de Nicolás Leoz por valor de US$ 6 millones, que no se supo cuándo se hizo la auditoría forense inicial porque el banco de la familia Zuccolillo no había proporcionado esa información a los auditores de la Conmebol.

Al existir méritos para investigar al banco Atlas, la Conmebol hizo una nueva denuncia, esta vez contra Atlas, en febrero del 2021. “La auditoría forense llegó hasta cierto punto y con la información adicional de la investigación fiscal se obtuvo el dato que el banco Atlas no proporcionó inicialmente, entonces se complementó la denuncia en febrero de este año”, agregó.

En esta nueva denuncia, la Conmebol propone como diligencia que Seprelad otorgue informes de inteligencia financiera de Nicolás Leoz y las operaciones denunciadas. “Los agentes contactaron con Seprelad y obtuvieron información que motivó la apertura de otras investigaciones penales. La Conmebol no tiene ningún comportamiento selectivo, sino que se comporta de acuerdo al acceso de informaciones que va obteniendo”, puntualizó.

Entre agosto y setiembre del 2016, los abogados contratados por la Conmebol solicitaron informes al banco Atlas y a Inmobiliaria del Este, sobre las operaciones comerciales de Nicolás Leoz. Sin embargo, ambas empresas del Grupo Zuccolillo se negaron a proporcionar la información requerida para el avance de las investigaciones.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar