Tal como vienen denunciando gremios de médicos, directores regionales de Salud Pública dejan en evidencia que no disponen de la cantidad de camas de terapia intensiva que reportan el ministro Julio Mazzoleni y sus colaboradores.

Por Jhojhanni Fiorini

Periodista de Investigación del GN

Luego de que el Cír­culo Paraguayo de Médicos denunciara la manipulación de datos sobre el número de camas de terapia intensiva disponi­ble para atender a los pacien­tes de covid-19, este medio constató con los diferen­tes directores de las regio­nes sanitarias del país que efectivamente el Ministe­rio de Salud Pública y Bien­estar Social (MSPyBS) está reportando cifras infladas de la cantidad de camas para los diferentes hospitales. Saltan camas fantasma y además no todas las que son conta­bilizadas funcionan para los pacientes respiratorios.

Julio Mazzoleni, ministro de Salud Pública, en el ojo de la tormenta.

En el departamento Cen­tral, uno de los territorios más afectados por el con­tagio del covid-19, hacen figurar cerca de 100 camas fantasma, según evidencia testimonio de director res­ponsable.

Según la cartera adminis­trada por Julio Mazzoleni, ya fueron instaladas 609 camas en todas las unidades de terapia intensiva (UTI) del sector público nacional. Sin embargo, mediante un simple cruce de datos con algunos directores regiona­les se corroboró que los hos­pitales nacionales no cuen­tan con todas las camas que aparecen en las estadísticas del ministerio. Tampoco la totalidad de las camas fun­cionan para pacientes res­piratorios.

Este es el caso de, por ejem­plo, el departamento Cen­tral, que según los datos proveídos por el MSPyBS hay 222 camas en total. No obstante, el director de la XI Región Sanitaria de Central, Roque Antonio Silva López, señaló que solo cuentan con 124 camas en total, de las cuales solo 80 están para pacientes respiratorios, es decir que el resto es desti­nado a pacientes poliva­lentes (con otras afeccio­nes). Esta realidad se repite en otras regiones e incluso empeora en algunos casos en los que no hay camas para tratamiento de covid.

Esta es la realidad que afronta el departamento de San Pedro, donde según el director de esta zona, Ricardo Brassel Lezcano, el 100% de las camas de UTI es para pacientes polivalen­tes. En el segundo departa­mento solo cuentan con 8 camas, no con 11, como dice el equipo de Mazzoleni y no cuentan con UTI para covid. Pegado a este departamento se encuentra la Región XIII de Amambay, donde también hay escasez de camas covid, ya que solo cuentan con dos para este efecto. Según el MSPyBS, aquí hay otras dos camas fantasma.

Así como en estas regiones, este medio constató una dis­crepancia entre los números de camas en el informe del ministerio y la realidad que se vive en los hospitales de los departamentos de Itapúa (11 camas fantasma), Cor­dillera (5 camas fantasma) y Paraguarí (3 camas fan­tasma). Como se mencionó anteriormente, el problema no radica solamente en que las camas no existen, sino en que no todas las instaladas funcionan plenamente para recibir a pacientes de covid-19 en muchos casos.

Igualmente, hay hospita­les que solo destinan sus camas UTI para pacientes polivalentes, pero que de igual forma figuran en el listado del MSPyBS, como es el caso del Hospital de Trauma, donde su direc­tor, Agustín Saldívar, ase­guró que las 21 camas para adultos y las ocho de pedia­tría para UTI son destinadas exclusivamente a pacientes polivalentes. “Son camas para pacientes que hacen a la misión y visión del Hospi­tal de Trauma, para trauma es”, destacó.

Finalmente, como se men­cionó anteriormente, además de las denuncias por manipu­lación de cifras, los gremios del personal de blanco alerta­ron a toda la ciudadanía sobre la escasez de medicamentos e insumos para afrontar la pandemia. Incluso los gale­nos solicitaron la interpela­ción de la cabeza de la cartera sanitaria ante el Parlamento.

Toda esta problemática tiene a Mazzoleni en el ojo de la tormenta, más aún por los reportes de infectados que continúan en alza y la can­tidad de fallecidos no baja. La presidenta del Círculo Paraguayo de Médicos, Glo­ria Meza, ya viene denun­ciando estos falseos de datos.

Meza había señalado hace un par de días que hay más de 160 pacientes con covid-19 en terapia y ya las camas están totalmente ocupadas, por lo que nuevos pacientes que van ingresando son deri­vados a los sanatorios priva­dos. “Quiere decir que no hay 600 camas como ellos dicen”, llegó a sentenciar.

ACCIDENTADOS COPAN CAMAS DE TERAPIA

Las víctimas de agresiones y de accidentes automovi­lísticos copan las camas de terapia intensiva, por lo que la disponibilidad que regis­tra Salud en los papeles no concuerda con la realidad. El ministerio pone en la lista al Hospital de Trauma, pero las camas de este hospital están saturadas.

El doctor Agustín Saldí­var, director del Hospital de Trauma, manifestó que su nosocomio está comba­tiendo otra epidemia a parte de la propagación del covid-19, refiriéndose al aumento que registra su nosocomio en materia de pacientes trauma­tizados. Indicó que las camas de terapia intensiva están totalmente ocupadas.

En este sentido, indicó que mientras tanto usan las cua­tro camas de reanimación que tienen para mantener a los pacientes que no cuentan todavía con un lugar en terapia intensiva. Señaló que apenas son dados de alta los pacien­tes de terapia, son reempla­zados por otros. “El Hospital de Trauma permanentemente está lleno”, expresó.

Saldívar remarcó también que hay un aumento con­siderable de pacientes víc­timas de agresiones físicas (apuñalamiento y disparos). “Hay una siquis alterada de la gente, pierden la paciencia unos por otros”.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar