Una de las principa­les colaboradoras de la Red Ciudadana por la Niñez y la Adolescen­cia, Valeria Insfrán, lamentó que en la Argentina lograran la media sanción para legali­zar el aborto. Pero más allá de ese hecho, la defensora de la vida y la familia conversó con La Nación para dar su pare­cer respecto a la agenda glo­balista que busca imponer el caos y atomizar las sociedades con el fin de atacar la célula base de toda sociedad, que es la familia. En ese sentido, sos­tuvo que cuando la familia es fuerte, la nación es fuerte, y cuando la familia se destruye, todo cae.

-¿Cómo tomó la noticia de la media sanción del aborto legal en Argentina?

-Es una tragedia y una clara señal de cómo los grupos polí­ticos de proaborto y antifami­lia están siguiendo una agenda supra nacional, que baja línea en políticas públicas que ata­can y socaban absolutamente la soberanía de los pueblos. Porque los lobbies proaborto y grupos LGTB están fuer­temente financiados y desde hace años están militando para que se apruebe en todos los países el filicidio o asesinato de un hijo en el vientre. Con un eufemismo de salud sexual y reproductiva quieren tapar lo que realmente es el aborto.

-¿Cuál es la situación acá en Paraguay respecto a este lobby de los grupos proabor­tistas?

-Desde hace años que están los grupos provida, que están permanentemente traba­jando para que no avance la agenda global, pero ahora hay una inyección de capital mucho más grande de millo­nes de dólares para la agenda proaborto, la agenda progé­nero; hay todo un esquema de agenda globalista, para el que no escuchó aún, por­que nos mantienen en un termo mediático, los medios de prensa no hablan de lo que pasa en el mundo. Están super­financiado por estas ONGs y fundaciones internacionales, así como organismos interna­cionales, que lo que hacen tam­bién bajar líneas a los países imponiendo políticas públi­cas que no son nuestras, que no surgen de las comunidades, sino que vienen impuestas de afuera. Es como una extorsión que nos hacen, para recibir tal o cual ayuda, o crédito, o prés­tamo tiene que estar aprobado ciertas legislaciones incorpo­radas al sistema jurídico que tienen relación a las cuestiones de género o mismo el aborto.

-¿A qué se refiere cuando habla usted de una agenda globalista?

-El tema de la agenda global está documentado, está en los libros, está en la propia Nacio­nes Unidas tiene sus objeti­vos, el propio Foro de Davos, el famoso Foro Económico Mun­dial, de ahí viene todo esto. Lo que ellos están haciendo es acabar con la soberanía de los países a través del caos, atomi­zando las sociedades.

-¿Entonces, cuáles son los objetivos que usted observa lleva adelante?

-Primero atacar la indepen­dencia y soberanía de los Esta­dos, atacar la cultura sobre la cual las naciones están cons­truidas, convertir a los Esta­dos-Naciones en meros protec­torados, disponer fácilmente de sus riquezas y recursos. Al controlar la política y la eco­nomía imponen fácilmente su agenda proaborto y antifa­milia, lo que permite reducir drásticamente la población y afectar la célula básica de toda sociedad, que es la familia, pri­mer y último refugio del ser humano, lugar de amor incon­dicional, tradición de la cultura y formación en valores de los ciudadanos. Recordemos que cuando la familia es fuerte, la nación es fuerte, cuando la familia se destruye, todo cae.

-¿Insisto con esto, cómo es que buscan instalar esta agenda globalista, creando ese caos, atomizando las sociedades que usted men­cionó?

-Ellos están atomizando la sociedad al hacer que nos enfrentemos unos contra otros, por ejemplo, nos enfren­tan a los campesinos contra los productores, a los indígenas con los blancos, a los negros con los blancos, los ambienta­listas contra productores, los provida contra los proaborto, los heterosexuales, contra los homosexuales. Están creando caos a través de estas militan­cias y lobbies que ellos crean. Si uno observa bien, nuestra sociedad cada vez se polariza más, cada vez hay más grupos enfrentados, ¿qué sociedad puede avanzar cuando entre sus propios ciudadanos no hay armonía? Incluso están enfrentando hombre con­tra mujeres, porque las leyes de ideología de género y el feminismo radical lo que hace es enfrentar al hom­bre con la mujer.

Si te ponés a analizar esta ley contra toda forma de violen­cia, eso rompió la igualdad de la ley entre el hombre y la mujer, porque hoy el hombre ya no es igual que la mujer porque está a merced de cualquier denun­cia de cualquier mujer, y hace que el hombre se vea afectado en sus derechos.

-¿Entonces, qué es lo que hay detrás de todo este plan de enfrentar a las socieda­des unas contra otras?

-Con esto lo que buscan es que el Estado desde dentro, se desplome. Un país no puede avanzar si no hay armonía, no puede trabajar cuando vos estás enfrentado permanen­temente desde adentro, pri­mero desde la familia, porque están buscando acabar con la familia. Cuando se imple­mente este sistema, o se ter­mine, porque está superavan­zado este tema de la agenda en la educación, por ejemplo, en libros de mi hijos que van a un colegio cristiano, igual permea el tema de género, el ambientalismo radical, todos los ejes del marxismo cultural permean en los chi­cos y sobre todo ya permeó en muchísimos profesores que ya están formados en esas ideas. Qué es lo que busca?; ellos atacan la soberanía de los países con esta agenda globalista, que es la famosa agenda 2030, atacan direc­tamente al Estado nación como lo conocemos. Se está trabajando a nivel transna­cional e internacional para socavar la soberanía de los Estados, y eso vemos ante la falta de políticas públicas nacionales, todo lo que nos vienen son enlatados todo viene de afuera.

-¿Cómo ve usted el ambiente político paraguayo, frente a esta nueva coyuntura ante la legalización del aborto que ya tiene media sanción en Argentina?

-De primera, no hay volun­tad política. No sé si en este Gobierno se va a plantear el tema del aborto, recordemos que la senadora Esperanza Martínez (Frente Guasu), ya hizo algunos comentarios que ella está a favor de legalizar el aborto. Ahora este Gobierno se declara provida y profami­lia, pero una cosa es decirlo, tener el cartel y otra cosa es plantarse y con hechos.

“Si uno observa bien, nuestra sociedad cada vez se polariza más, cada vez hay más grupos enfrentados, qué sociedad puede avanzar cuando entre sus propios ciudadanos no hay armonía”.

“Un país no puede avanzar si no hay armonía, no puede trabajar cuando vos estás enfrentado permanentemente desde adentro, primero desde la familia, porque están buscando acabar con la familia”.

“Al controlar la política y la economía imponen fácilmente su agenda proaborto y antifamilia, lo que permite reducir drásticamente la población y afectar la célula básica de toda sociedad, que es la familia”.

COLABORADORA DE LA RED CIUDADANA

Valeria Insfrán colabora muy de cerca con la Red Ciudadana por la Niñez y la Adolescencia, que se conformó como reacción al Plan Nacional por la Niñez y la Adolescencia 2020-2024 pro­puesto por el Ministerio de la Niñez y Adolescencia.

La Red Ciudadana a su vez aglutina a unas 45 organizaciones que trabajan por la vida y la familia, así como asociaciones de padres y madres que preocupados por el contenido del plan han reaccio­nado y buscado unir fuerzas para hacer escuchar su voz respecto a los cuestionamientos que tienen.

Valeria Insfrán destacó que en la Red Ciudadana existen profe­sionales de todos los rubros quienes han planteado sus argumen­taciones para sostener las críticas al Plan Nacional de la Niñez y Adolescencia 2020-2024.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar