Buenos Aires, Argentina. AFP.

Diego Armando Mara­dona, niño de un barrio pobre de Bue­nos Aires convertido en uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, falleció este miér­coles a los 60 años de un paro cardíaco. Este hombre con­tradictorio y arbitrario, desa­fiante e ingenioso, machista, amigo leal y enemigo temible, se hundió y renació mil veces para trascender el universo de la pelota.

Nacido el 30 de octubre de 1960, vivió su infancia en Villa Fiorito, un barrio muy pobre de la periferia de la capital argen­tina, donde comenzó a desta­carse por sus maravillas con la pelota. Casi dos décadas después, se consagró como estrella universal del fútbol, cuando con la cinta de capi­tán de la selección argentina alzó la copa del Mundial de México-1986. Fue allí donde anotó sus goles más famo­sos: el polémico de la “mano de Dios” y el mejor de la his­toria de los mundiales, ambos frente a Inglaterra en cuartos de final (2-1).

En Argentina, Maradona des­pertó devoción y pasiones al punto de crearse la Iglesia Maradoniana, que lo consi­dera su dios.

“Quisiera ver al Diego para siempre, gambeteando (haciendo regates) toda la eternidad”, entonaba la banda roquera Ratones Para­noicos, en una de las dece­nas de canciones que inspiró el Diez. Con la casaca albice­leste lloró de bronca al recibir la medalla de subcampeón en el Mundial de Italia-1990. Jugó otras dos copas del mundo: España-1982 y Estados Uni­dos-1994, cuando pronunció su frase “me cortaron las pier­nas”, luego de darle positivo un control de dopaje, por efedrina, en pleno renacer futbolístico. Le costó una suspensión de 15 meses, la segunda de su vida.

Más tarde, como entrena­dor, quiso transmitir su mís­tica a la Albiceleste. Condujo a la selección entre el 2008 y el 2010 hasta el Mundial de Sud­áfrica, con Lionel Messi en la cancha, pero su suerte se selló con una dura derrota 4-0 que le propinó Alemania en cuar­tos de final.

“LA PELOTA ESTÁ DE LUTO”

El presidente de la Conmebol, Alejan­dro Domínguez, dijo que “la pelota está de luto” al lamen­tar el deceso del ex astro del fút­bol mundial, Diego Armando Maradona.

“Conmocionado en lo más hondo por el fallecimiento del astro argen­tino sudamericano y mundial Diego Armando Mara­dona”, remarcó el titular de la orga­nización deportiva sudamericana en su cuenta de Twitter.

En todos los partidos programados para esta semana por la Libertadores se rendirá un minuto de silencio en homenaje al idolatrado ex jugador argentino.

“Dueño de un talento sin igual y de una carismática personalidad, Diego! nos regaló alegrías y emo­ciones a todos los que amamos el fútbol”, subrayó Domínguez.

Luis Menotti, quien lo dirigió en la selección y en Barcelona, se quedó conmovido.FOTO:DIARIO OLÉ

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar