Esmirna, Turquía. AFP.

Al menos 22 muertos y cerca de 800 heridos provocó un poderoso sismo este viernes que afectó a Turquía y Grecia y que llegó a causar un minitsunami. El movimiento telúrico, que se sintió en Estambul y Atenas, tuvo lugar poco antes de las 12H00 GMT en el mar Egeo, al sudoeste de Esmirna, tercera ciudad de Turquía, y cerca de la isla griega de Samos.

La magnitud del sismo, que se produjo a una decena de kilómetros de profundidad, fue evaluada por el Instituto Geofísico de Estados Unidos (USGS) en 7, y en 6,8 por las autoridades turcas. En Bayrakli, en la provincia de Esmirna, los equipos de rescate, con perros rastreadores, se afanaban para intentar llegar a las víctimas y posibles supervivientes entre una masa de vigas retorcidas y grandes trozos de hormigón, los vestigios de un inmueble de siete pisos colapsado, según imágenes de la cadena pública turca TRT. La Gestión de Emergencias y Desastres (AFAD) turca confirmó 20 muertos y cerca de 800 heridos.

ISLA DE SAMOS

En Grecia fue la isla de Samos, en el archipiélago del Dodecaneso (sureste), la zona más afectada: dos jóvenes perdieron la vida por el derrumbe de un muro y nueve personas resultaron heridas, informó la cadena pública ERT. “Fue el caos, nunca hemos vivido eso... Hasta ahora no tenemos víctimas. Algunos edificios han sido dañados, una iglesia en particular”, situada en el puerto de Karlovassi, declaró Giorgos Dionysiou, el vicealcalde de Samos. El sismo provocó una subida del nivel del mar que inundó las calles de Seferihisar, ciudad turca situada en el epicentro. La marejada también barrió las costas de la isla de Samos.

La costa turca, densamente poblada, resultó la más afectada. El alcalde de Esmirna, Tunç Soyer, afirmó al canal de noticias CNN-Türk que había recibido información sobre casi 20 edificios derrumbados. En Bornova, los rescatistas, ayudados por habitantes y policías, intentaban abrirse paso entre los escombros de un edificio de viviendas de siete pisos con ayuda de motosierras, según las imágenes de la cadena pública TRT.

AYUDARSE, PESE A TENSIONES

A pesar de las fuertes tensiones que los separan, Turquía y Grecia se comprometieron a ayudarse mutuamente. El primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis indicó por Twitter haber hablado por teléfono con Recep Tayyip Erdogan para expresarle “sus condolencias”. En una entrevista telefónica, los ministros de Asuntos Exteriores de ambos países “subrayaron que están dispuestos, en caso de necesidad, a ayudarse y apoyarse mutuamente”, declaró el gobierno turco en un comunicado. Por su parte, la Unión Europea y la OTAN han ofrecido su ayuda en lo que Turquía solicite, según expresaron por Twitter tanto Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea como Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN. Tanto Turquía como Grecia están situadas en una de las zonas sísmicas más activas del mundo.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar