Alejandro Domínguez, presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, nuevamente explicó a varios medios la razón que tenía en cuanto a la denuncia que había realizado en el 2017 sobre la complicidad entre el ex titular de la CSF y el dueño de Abc Color.

El presidente de la Confederación Sud­americana de Fút­bol (Conmebol), Alejandro Domínguez, aseguró ayer a varios medios de comu­nicación, incluyendo Uni­verso AM, que 16 de los 53 millones de dólares que recuperaron de las cuen­tas de Nicolás Leoz –dinero que pertenecía a la entidad matriz del balompié suda­mericano–, entre los cua­les estaban depósitos en el banco Atlas, propiedad de la familia Zuccolillo, y que fueron devueltos por los herederos del ex hom­bre fuerte del fútbol.

Domínguez manifestó que con esto se demuestra la veracidad de las denun­cias que la Conmebol había hecho en el 2017 sobre la conexión entre Nico­lás Leoz y su amigo Aldo Zuccolillo, cuyo banco se encargaba de guardar la plata del ex presidente del fútbol sudamericano, quien realizaba sistemáti­cos depósitos, uno de ellos incluso llegó al millón de dólares en efectivo en el banco Atlas, sin que los entes de control se perca­taran.

Nicolás Leoz y Aldo Zuccolillo compartían amistad, negocios y hasta lavado de dinero, según Alejandro Domínguez.

“Cuando surgió el caso de la FIFAGate, todas la cuentas de los dirigentes del fútbol mundial fueron congeladas por la Fiscalía de Suiza y fue ahí que noso­tros nos presentamos como víctimas, y tras una audi­toría forense que se hizo en la Conmebol, obtuvimos de manera privada la ruta de la plata que fueron desviadas desde la Confe­deración a cuentas perso­nales. Nos aprovisionamos de documentos y requeri­mos el dinero de Leoz, 53,5 millones de dólares, con­gelados en varias cuentas, 16 millones estaban en bancas paraguayas”, dijo Domínguez.

En otro momento mani­festó que la Conmebol logró justificar y demostrar con documentos ante la Fisca­lía de Suiza que el millona­rio monto que Leoz tenía en sus cuentas pertenece al fútbol sudamericano, por lo que sus herederos no tuvie­ron como justificarlo y no les quedó más que devolver dicha plata.

CAMPAÑA MEDIÁTICA

“Esta investigación nos costó 275 artículos y cham­bonadas que fueron publi­cadas por Abc Color, ya que estábamos investigando al amigo de Aldo Zuccolillo y que posteriormente iba a derivar que el banco de este tenía el dinero des­viado por Leoz. Se publicó en dicho diario que yo ya tenía orden de captura, solo para confundir a la gente”, dijo Domínguez.

Dijo además que Leoz tam­bién utilizaba a su esposa María Clemencia Pérez y a su secretaria Irmina Ortiz de Escurra, alías Fanny, para desviar el dinero de la Conmebol.

“Para mí la banca para­guaya y otras estaban lavando dinero con los depósitos que hacía Leoz, ya que dicho dinero no solo estaba depositado ahí, sino también se hacía tra­bajar, se compraron bie­nes, inmuebles, ya que la inmobiliaria de Zuccolillo manejaba los inmuebles de Leoz, le generaba ganan­cias”, explicó Domínguez.

­DENUNCIA Y POCA ACCIÓN DE LAS INSTITUCIONES

Alejandro Domínguez también habló de una nula acción de todas las instituciones a las que tuvo que recurrir la Conmebol para denunciar sobre el esquema del desvío de fondos de la institución por parte de Nicolás Leoz. El presidente de la Confederación Sudameri­cana de Fútbol mencionó que el Ministerio Público tuvo un nulo interés en investigar y por ende tiene cero méritos de la recuperación de la plata.

“Nicolás Leoz depositaba hasta 1 millón de dólares en banco Atlas, de Aldo Zuccolillo, y nadie tuvo el interés de investigar, comunicamos el hecho a la Superintendencia de Ban­cos, pero no recibimos respuestas, y de la Seprelad ni qué decir. Le pedimos a Atlas de los movimientos financieros de las cuentas de Leoz y en un año nos enviaron al menos 100 cajas de documentos en papeles, como para no encontrar luego nada”, dijo Domínguez.

Dejanos tu comentario

5H

¿Los senadores deben votar por la destitución de Rodolfo Friedmann?

Click para votar