El Tribunal de Ética de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) llamó a declarar a Marco Trovato, presidente del club Olimpia, en el marco de una investigación que la matriz del fútbol paraguayo abrió sobre el titular franjeado y su vinculación con los sistemas de apuestas. La pesquisa salta como consecuencia de la investigación de GEN, que expuso los nexos entre la dirigencia deportiva paraguaya y las millonarias apuestas.

El expediente que abrió el Tribunal de Ética lleva el número 10/2019 y está caratulado como “Marco Antonio Tro­vato Villalba s/ contravención al Art. 26, Inc. 1ro., Num. B, del Código de Ética”, en este caso de la APF. Así menciona la nota que ayer se hizo llegar al club Olimpia y que lleva la firma de Luis Fernando Ayala Bóveda, jefe del Órgano de Instrucción Ética y Oficial de Integridad de la APF.

El Tribunal de Ética cita al presidente de Olimpia para el próximo 26 de noviem­bre del 2019, a las 14:30. La escueta nota agrega que Tro­vato deberá presentarse a la hora citada en las oficinas del Órgano de Instrucción de la APF, en Luque.

LA VINCULACIÓN CON LAS APUESTAS

El caso Trovato saltó a la luz pública cuando el pasado lunes 18 de noviembre el diario La Nación publicó la investiga­ción realizada por el equipo de “Tierra de nadie”, del GEN, en el que se demuestra que Tro­vato CISA, la empresa fami­liar de Marco Trovato, es tam­bién dueña de la firma FastPay, una especie de intermedia­dora para el pago electrónico por Tigo Money de las apues­tas que están en la plataforma Aposta.La.

Esta es la nota de la citación de Trovato para hacer su declaración ante el Tribunal de Ética.
Esta es la nota de la citación de Trovato para hacer su declaración ante el Tribunal de Ética.

Esta situación estaría violando ampliamente lo que establece el Código de Ética de la pro­pia FIFA –y por la que se rige la APF– en cuanto a la inte­gridad ética de los dirigentes deportivos, quienes no tie­nen que tener ninguna rela­ción directa o indirecta con las apuestas deportivas que se hacen en los países.

Justamente, la investigación de GEN habla sobre los nexos que existen entre Trovato y la empresa que opera con las millonarias ganancias que generan los juegos de apues­tas deportivas. Por ejem­plo, FastPay, como “medio electrónico de agilización”, según lo denomina Aposta.La, puede acceder a infor­mación privilegiada sobre montos, jugadas, instancias o jugadores por los que se está apostando.

Otra vinculación de Trovato como presidente del club Olimpia y la casa de apuestas Aposta.La tiene que ver con Carlos Sacco, presidente del departamento del club Olim­pia que figura como asesor jurídico de Daruma SAM, empresa que es la dueña de Aposta.La. En efecto, Sacco se ha presentado en varias opor­tunidades ante la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar) para pelear por la explotación de las apuestas a nivel país representando a Daruma SAM.

UN ESQUEMA MILLONARIO Y SIN CONTROL

El actual esquema de apues­tas de la firma Aposta.La es permeable y opera casi sin control, lo que da la posibili­dad de que mediante esto se alteren o amañen partidos de fútbol. Por ejemplo, el sistema permite que hasta los prota­gonistas de los encuentros de fútbol profesional –jugadores, árbitros, dirigentes– puedan apostar utilizando un nombre falso, lo que da altas posibilida­des de amañar circunstancias de los partidos. El sistema, que hasta el 2017 movía una factu­ración bruta de US$ 11 millo­nes, sigue estando sin control alguno por parte de la Conaj­zar o de la Secretaría de Pre­vención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad).