El intendente de Villa Hayes, Esteban Ríos Ayala (ANR), quien se alzó con la jefatura comu­nal en el 2015 postulándose por una alianza, ubicó a una decena de sus familiares y parientes en la comuna.

Ríos Ayala convirtió el muni­cipio prácticamente en una empresa familiar, haciendo caso omiso a la Ley Nº 5.295 “Que prohíbe el nepotismo en la función pública”, para los ordenadores de gastos.

Su hijo Esteban David Ríos Isasi es nada más y nada menos que su secretario privado y percibe un sala­rio mensual de G. 6.711.256, según la planilla de funcio­narios al mes de mayo de la institución.

Su hermana Beatriz Soledad Ríos Ayala fue contratada como asesora de la Direc­ción de Tránsito con un sala­rio de G. 5.500.000. Este mes de julio no le fue renovado el contrato, de acuerdo al direc­tor de RRHH de la municipa­lidad, Reinaldo Aveiro.

Rodolfo Alcides Sander Ríos es primo del intendente y se desempeña como auxiliar en el taller de la comuna. Su sueldo es de G. 2.000.000.

Mónica Giselle Cabrera Aquino es su sobrina y fue contratada como cajera municipal. Su salario men­sual es de G. 3.100.000.

Hasta sus cuñados, yerno y su consuegra fueron favo­recidos con un sueldo de la municipalidad.

Rodney Ramírez Pereira, pareja de la hermana del intendente, Soledad Ríos, ocupa el cargo de direc­tor de Educación, Cultura y Turismo, con un salario mensual de G. 5.500.000.

Claudio Gayoso Coronel es otro cuñado del intendente, pareja de su hermana María Elena Ríos. Es el encargado de la Cuadrilla de Aseo Urbano de la municipali­dad y cobra mensualmente G. 3.000.000.

Su yerno Luis Marcelo de los Ríos Ayala, pareja de su hija Larissa Ríos Isasi, es el encar­gado del Departamento de Agroganadería y su salario es de G. 3.405.628. El hermano de este, José Basilio, también fue contratado en la comuna, donde cumple funciones en el Centro de Operaciones de Emergencias.

Elena Beatriz Cardozo de Galeano es suegra de David Ríos, hijo del inten­dente. La mujer es jefa de Organización Intermedia del municipio y percibe un salario mensual de G. 3.800.000.

Un equipo periodístico de La Nación se trasladó hasta la Municipalidad de Villa Hayes a fin de tener decla­raciones del intendente, pero este no se encontraba. El jefe de RRHH se comprometió a gestionar la respuesta, pero luego se excusó alegando que se encontraba en sus “activi­dades académicas”.