El presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa, dio positivo por coronavirus y tuvo que anular toda su agenda pública dos semanas antes de las elecciones presidenciales del 24 de enero, en las que parte como favorito, anunció el lunes por la noche la presidencia lusa.

El jefe de Estado, de 72 años, es “asintomático” y se aisló en la parte residencial del palacio presidencial, en Lisboa, precisaron sus servicios en un comunicado.

La campaña electoral de los siete candidatos en liza, que se inició oficialmente el domingo, ya había sido reducida al mínimo posible y está pendiente del anuncio de un nuevo confinamiento para frenar el recrudecimiento del número de nuevos casos.

Lea también: COVID-19: en tres días se confirmaron más de 3.300 casos positivos en el país

Con 122 muertos en 24 horas y cerca de 4.000 hospitalizados, la pandemia de COVID-19 registró nuevos récords el lunes en Portugal. El primer ministro Antonio Costa informó que el gobierno socialista se prepara para anunciar el miércoles “algo muy parecido al primer confinamiento de marzo”.

“Pienso que no hay alternativa al confinamiento general”, advirtió también el jefe del Estado el sábado durante un debate electoral. Los sondeos pronostican la reelección del presidente conservador en la primera vuelta de los comicios, marcados por la ausencia de un candidato oficialmente apoyado por los socialistas en el poder.

Lea también: Bolivia registra “muy rápida escalada” de casos COVID-19 y está en segunda ola

El miércoles pasado, Rebelo de Sousa estuvo unas horas en “aislamiento preventivo” después de conocerse que una persona de su entorno había dado positivo, aunque el presidente dio negativo por lo que no quedó en cuarentena ya que el contacto con la persona afectada fue considerado de “bajo riesgo”.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar