Esta tarde, la sala penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) no dio lugar al hábeas corpus reparador a favor de Ulises Quintana y seguirá con prisión preventiva en Viñas Cué.

Semanas atrás, el abogado Óscar Latorre había presentado un hábeas corpus reparador para lograr a través de la mencionada figura su arresto domiciliario o libertad. En su escrito resalta que no existe motivos para que el legislador siga en prisión y pide a los integrantes de la referida sala que haga lugar a la presentación hecha.

Parte de la argumentación del hábeas corpus señala: “No pretendo desligarme de la obligación de subordinarse a los mandatos de la Justicia; tengo trabajo en Paraguay; tengo a mi familia, a mi madre, recientemente viuda, a quien cuidar y mantener; a mis hijos; algunos bienes que supe reunir con tanto sacrificio y no tengo la intención de sustraerme de ninguna manera”, indica.

El pasado 26 de diciembre, la jueza penal de garantías Alicia Pedrozo confirmó la prisión de Quintana y dispuso que siga recluido en la penitenciaría de Viñas Cué. Este fallo fue apelado, donde la cámara de feria resolvió ratificar la prisión del citado parlamentario.

El legislador está imputado por hechos punibles de narcotráfico en grado de complicidad y lavado de dinero. Días atrás obtuvo un permiso especial para poder participar del velatorio de su padre Cleto Quintana, quien falleció a causa de una enfermedad terminal.