Mientras cientos de voluntarios luchan contra los incendios forestales en todo el país, el directorio nacional de los bomberos amarillos suma otra denuncia por estafa. A la par, esta misma entidad no rindió adecuadamente sus cuentas de los fondos recibidos en el 2018 al Ministerio de Hacienda, por lo que no recibe aún el dinero correspondiente a este año.

Por Aldo Benítez - aldo.benitez@gruponacion.com.py

El denunciante es Emilio Gregorio González, ex capitán de la Tercera Compañía de Bomberos amarillos de Sajonia. La denuncia penal de estafa, lesión de confianza y apropiación va contra Rafael Valdez Peralta y Mario Luis Gini, presidente y tesorero respectivamente del Directorio Nacional del Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay (CBVP-amarillo), y fue presentado el pasado 2 de setiembre ante el fiscal Nelson Ruiz de Asunción.

El documento es un relato de lo que ya se había denunciado varias veces en la gestión de este directorio, que tiene a Valdez como presidente hace 13 años. Es decir, el uso de donaciones como equipos, camiones hidrantes, etc que consiguen las compañías, pero que aparecen en el balance del Directorio como equipos comprados, documento que es presentado ante Hacienda como justificación de gastos.

Si bien este sistema fue denunciado por distintas compañías, en esta ocasión la justificación de gastos fue presentada a otra institución: La Municipalidad de Asunción. En este caso, la cuestión fue la siguiente: En el 2016, la Municipalidad de Asunción entregó como aporte al CBVP-amarillo la suma de G. 380 millones. Este monto tenía que ser repartido en su totalidad a las distintas compañías de bomberos que operan en Asunción.

Según lo denunciado por Emilio González, de los 380 millones, unos 80 millones no fueron repartidos. Ninguna compañía de Asunción sabe el destino de este dinero.

El 19 de setiembre de 2016, el diario La Nación inició una serie de publicaciones referente al manejo financiero y administrativo del Directorio Nacional del CBVP-amarillo. La primera nota evidenció una operación, cuanto menos, llamativa. Un miembro del propio directorio le vendió equipos al CBVP por valor de G. 957 millones, supuestamente, para repartir a las compañías. Sin embargo, esos equipos jamás llegaron. A partir de eso, las denuncias se multiplicaron.

[Podés ver todas las publicaciones aquí: “Bomberos en Llamas" ]

Justificación de gastos

El esquema empleado por el Directorio del CBVP en este caso fue el mismo utilizado ante Hacienda. Para justificar sus gastos a la Municipalidad, presentó varios documentos que acreditan el uso del fondo recibido, es decir, los G. 380 millones. Sin embargo, además de que la totalidad del dinero no fue entregado a las compañías, según la denuncia, existe otro hecho irregular. El directorio utilizó un documento en donde figura la compra de nafta para un transporte AR (nomenclatura que se utiliza para referirse a vehículos de rescate), cuando que en 2016, la Tercera Compañía ni siquiera contaba con un rodado de dichas características.

Además, la denuncia señala que el documento de justificación de gastos que presentó el directorio ante la Municipalidad, figura la firma del bombero José González como Capitán de la Compañía. Sin embargo, en ese año el capitán de dicha unidad era Jorge Barreto, que no firmó ninguna rendición de cuentas para presentarlo ante el municipio capitalino.

Por esos hechos, la denuncia se centra en estafa, apropiación y lesión de confianza.

Sin cuentas claras

El Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay (CBVP-amarillo) es una organización que figura dentro del rango de “entidades sin fines de lucro” en la categorización que da el Ministerio de Hacienda. Pero atendiendo su importante rol social, es una de las instituciones que más dinero recibe como “aporte estatal” desde el Estado cada año.

En un comunicado dado a conocer por el Ministerio de Hacienda, esta institución aclara que los fondos correspondientes al CBVP-amarillo de este año – de unos G. 5.791 millones – no fueron entregados aún, ya que el directorio de los amarillos sigue sin presentar correctamente la justificación de gastos de un desembolso de G. 2.358 millones correspondiente al último aporte del 2018. El presidente Valdez, en contacto con la prensa, minimizó el caso y dijo que buscarán llegar hasta el ministro de Hacienda Benigno López para explicarle la situación, ya que “hay mandos medios” que traban el pago.

Tanto Rafael Valdéz como Mario Gini están acusados por el Ministerio Público de estafa y falsificación de documentos. En mayo de 2017, el ministerio elevó el pedido a un juicio oral bajo esos cargos. Pasaron dos años y hasta ahora el proceso no se desarrolló.

En estos días, Paraguay fue testigo de la heroica labor de cientos de bomberos en la lucha contra los incendios forestales que afectaron gran parte del país. Sin embargo, el clamor de muchos de estos voluntarios fue la falta de equipamiento adecuado para hacer los trabajos. Uno de los motivos, fue siempre, la falta de presupuesto. Justamente, dinero que nunca llegó a las compañías por la falta de presentación de cuentas claras por parte del directorio nacional.



Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar