Cerro Porteño volvió a decepcionar una vez ante su gente y en una fase decisiva de copa internacional. El Ciclón no asimila la presión de ser local y los resultados en casa son los que siempre lo terminan condenando.

Revisando los últimos encuentros decisivos de Cerro Porteño, repasamos los últimos siete encuentros de “mata-mata” en los que ha “arrugado” el Azulgrana. Históricamente siempre le pesó jugar ante su pueblo y ante su historia, pero aquí recordamos los más recientes.

Hay una famosa regla que se utiliza siempre en las copas internacionales y que dice que “ganar en casa es obligatorio” y al Ciclón de Barrio Obrero es lo que más le cuesta en instancias decisivas.

En el 2014, Cerro Porteño quedó eliminado en octavos de final de la Copa Libertadores ante Cruzeiro, perdiendo 2-0 en Asunción y unos meses después fue goleado por Boca Juniors en cuartos de final de la Copa Sudamericana.

Una de las peores vergüenzas de Cerro en copa internacional, fue el papelón del 2015 ante Deportivo Táchira. El azulgrana empató 2-2 ante el cuadro venezolano en casa y quedó eliminado de la fase previa de la Copa Libertadores.

En el 2016 tuvo un buen desempeño pero en etapa candente y definitoria, volvió a tropezar en Asunción. En la Libertadores de ese año se eliminó en octavos de final ante Boca Juniors, perdiendo en casa 2-1.

En la Sudamericana del 2016, Cerro tuvo una de sus mejores actuaciones. Si bien eliminó a equipos como Independiente Santa Fe, Independiente de Medellín, el Ciclón se estancó en cuartos y todo por no haber ganado ante su gente. Empató 1-1 con Atlético Nacional, luego igualó sin goles en Medellín y quedó eliminado.

El año pasado (2017), el cuadro paraguayo hipotecó su clasificación a cuartos de la Sudamericana tra empatar sin goles en la Nueva Olla. Igualó 0-0 ante Junior y luego perdió en Barranquilla. Y este jueves, Cerro prácticamente se despidió de la Copa Libertadores 2018, al caer dando pena ante Palmeiras por 2-0.