El pequeño Bruno Martínez no deja de conmover con su inocencia y espontaneidad. El pequeño hincha de Olimpia compartió un grato momento con sus “colegas”, Alfredo Aguilar y Víctor Centurión.

Aunque es hincha identificado del franjeado, el pequeño de tres años se ganó el cariño y la admiración de todos, por su valentía, espíritu ganador y una espontaneidad que conmueve con cada expresión que realiza.

Antes del partido, Brunito había compartido con los jugadores del Olimpia en el hotel de concentración. El club le dio la posibilidad a él y a su familia, no solo de ir al partido ante Guaraní, sino además compartir vestuarios con el plantel y el pequeño volvió a hacer de las suyas.

Apenas culminó el partido (empate) entre los añejos rivales, Alfredo Aguilar, portero franjeado se puso a jugar con Brunito y luego lo llevó a conocer a otro colega, Víctor Centurión, guardameta aurinegro. Tras una simpática y amena charla, “Centu” le regló su par de guantes al pequeño de tres años, quien fue la gran estrella de la jornada y todos los jugadores de Guaraní aprovecharon para sacarse fotos con él.

Bruno Martínez es un niño de tres años que nació con un solo riñón y necesita un trasplante lo antes posible, aunque antes deberá llegar al peso que necesita para una cirugía de tamaña importancia.

El sueño de Brunito es ser arquero y los guantes ya los tiene para afianzarse al sueño y la vida.