Para muchos era un desconocido hasta el sábado pasado, pero tras su debut en la Primera de Lanús, se ganó la atención, no solo del fútbol argentino, sino también de todo Paraguay. Darío Cáceres, lateral izquierdo guaraní de 20 años, fue la gran sorpresa el fin de semana en el “Granate”.

Lanús tiene una conexión especial con los jugadores paraguayos. Siguiendo los pasos de Ayala, Gómez, Almirón, Gracía Guerreño y otros, el juvenil Darío Cáceres, ha saltado como una de las nuevas figuras del equipo de Ezequiel Carboni, que lo dirigió en Reserva y ahora le dio la confianza para estrenarse en la máxima categoría del fútbol argentino.

Cáceres está hace diez años en Argentina, se aventuró junto a su padre, quien fue en busca de trabajo. Tras realizar inferiores en San Lorenzo de Almagro, recaló en Lanús, donde está hace cinco temporadas.

Comenzó siendo delantero, luego pasó a ser un volante mixto y por sus condiciones físicas y buena zurda, lo terminaron consolidando como lateral izquierdo, un puesto donde escasea jugadores de buen nivel.

En charla con el programa radial “La Sobremesa”, el jugador paraguayo manifestó que tiene deseos enormes de jugador por la Albirroja, aunque no descarta del todo nacionalizarse argentino. “Todavía no me nacionalicé argentino, pero a mí me gustaría jugar en la selección de Paraguay. Ojalá algún día se dé”, manifestó con mucha ilusión.

Darío Cáceres debutó el sábado ante Rosario Central y jugó a buen nivel los 90 minutos. Su equipo igualó 1-1 con el auriazul.