Premiado por el fútbol, gracias a su fortaleza mental y deportiva, Diego Vera vivió una tarde soñada e iluminada en el “nido” de las Águilas. El lateral zurdo se puso el traje de protagonista, para que General Díaz castigue con justicia (3-1) a Guaraní y acabe prácticamente con la era Juan Manuel Azconzábal.

Como él mismo digo, pareció estar iluminado desde arriba y le salió todo. Un golazo de mediadistancia y una atropellada de “9”, marcaron a Diego Vera como la gran figura de la tarde en Luque, donde General Díaz consiguió su primera victoria en el Clausura.

“Cachi” Vera tuvo un episodio devastador hace unas semanas, cuando perdió a su esposa. A pesar de todo, no decayó tras el golpe durísimo. Recuperó la titularidad y este domingo firmó la victoria del Águila con dos festejos, por cierto emotivos y dedicados al cielo.

General Díaz revive en el torneo a costas del cada vez peor Guaraní, que no mostró nada de mejorías y prácticamente sentenció la suerte de su DT, el argentino Juan Manuel Azconzábal, quien había quedado solamente por pedido de los futbolistas.

Blas Cáceres firmó el 1-0 temporal, tras una gran acción iniciada por él. Tras un centro en el área chica del “Beto “ Espínola, el volante del águila atropello en la boca del arco.

Guaraní tuvo varias acciones para poder empatar. Un remate de Guillermo Benítez pasó cerquísima del arco de Diego Barreto, quien luego le sacó una pelota increíble a Rodolfo Gamarra.

Casi al inicio, a los 6′ del complementario, Epifanio García aprovechó la “siesta” de la defensa local y con una exquisita definición puso el 1-1.

Dentro de un trámite parejo, apareció Diego Vera para desnivelar el resultado. A los 61 minutos, ensayó un bombazo desde larga distancia y la pelota se le metió al ángulo izquierdo a Ignacio Don.

Faltando nueve minutos para el final, nuevamente Vera, esta vez en faceta de “9”, solo tuvo que empujar una pelota cruzada por Enrique Borja.

General Díaz ganó bien 3-1, suma su primera victoria y revive en el Clausura, mientras que Guaraní ya se bajó rápidamente de la lucha y ha sentenciado al suerte de su DT.

Emocionado

Tras la victoria, Diego Vera habló de su soñada tarde en el “nido.” Emocionado habló de su perdida, pero se mostró más fuerte que nunca. “Estoy en un momento muy difícil, se me fue mi señora, pero sé que seguro ella está feliz desde arriba. Ahora soy papá y mamá, quiero salir adelante, que es lo importante”, señaló entre lágrimas el lateral izquierdo de General Díaz.

Agradeció el apoyo de todos y por sobre todo a su fallecida esposa, a quien le dedicó los dos goles, con una remera especial: “Hoy no está, pero gracias a ella estoy aquí”, aseguró.