La tenista alemana Angelique Kerber es la primera en anotarse este jueves en la final femenina de Wimbledon 2018, tercer Grand Slam del año, al vencer con autoridad en sets seguidos a la letona Jelena Ostapenko con parciales de doble 6-3 en 1 hora con 9 minutos de juego.

Con su clasificación a la final de damas, Kerber, que tras un fulgurante 2016 donde conquistó el Abierto de Australia tras derrotar a Serena Williams (6–4, 3–6, 6–4); y el Abierto de Estados Unidos, venciendo a la checa Karolina Pliskova (6–4, 4–6, 6–4) y borrarse del mapa en el 2017, demuestra que está devuelta en su mejor versión.

La alemana de 30 años irá este sábado por su tercer Grande ante la ganadora del duelo que en instantes más enfrentará a la estadounidense y 25ª cabeza de serie Serena Williams y su compatriota e invitada impensada en estas semifinales, Julia Goerges.

En varones:

Para este viernes se tienen previstos las semifinales masculinas del Grand Slam londinense, donde a partir de las 8:00 de Paraguay se cruzarán el sudafricano Kevin Anderson con el estadounidense John Isner y a continuación, el actual número uno del mundo, el español Rafael Nadal con el serbio Novak Djokovic, en un duelo para alquilar balcones.