Había llegado al club para el torneo Clausura, con el firme objetivo de sacar a Rubio Ñu de la zona de descenso. Once partidos después, Hernán Lisi se fue sin cumplir ese objetivo. Es más, ahora ya ni siquiera tiene el mismo promedio que General Díaz, como al término del Apertura.

El entrenador argentino obtuvo un rendimiento de apenas 33%, producto de 6 derrotas, 2 empates y 2 victorias. La caída (0-1) del viernes último, en casa ante Independiente, acabó por llevar a la directiva ñuense a reunirse el entrenador y resolver "de común acuerdo", según afirmó el presidente, su desvinculación.

"Lo de ayer fue muy doloroso, de común acuerdo resolvimos dejar sin efecto el contrato con el profe Lisi", declaró Rubén Martín Ruiz Díaz al programa "Futgol 970", donde descartó que ya hayan cerrado la vuelta del entrenador Mario Jara.

"Queremos a un técnico que conozca el mercado", aseguró, agregando que "aún no hablamos con nadie, pero Mario es una gran persona y conoce la casa. Seguro su nombre estará en la lista que manejaremos", agregó.

A su turno, Lisi manifestó que salió "muy bien del club" y se mostró "muy agradecido a los jugadores". "Lastimosamente, no se dieron los resultados", lamentó el argentino.

Con apenas 11 puntos de 33 posibles, Rubio Ñu ocupa el octavo lugar en la tabla de posiciones del Clausura. Pero lo preocupante no está allí sino en la tabla de promedios, donde está penúltimo con 1,049 de promedio, solo por delante de su vecino Sportivo Trinidense (0,781).