Con 19 puntos, producto de 6 triunfos y un empate en siete fechas, el Corinthians de los paraguayos Fabián Balbuena y Ángel Romero lidera en forma solitaria el campeonato Brasileño, el popular "Brasileirão".

En la noche de este miércoles, el conjunto paulista sumó un nuevo triunfo de local y aumentó a 20 partidos su invicto en el año. Derrotó por 1-0 al Cruzeiro, con gol de cabeza marcado por su capitán.

¿Quién?

Nada menos que el defensor Fabián Balbuena, que tras superar una lesión que lo apartó de las canchas por un par de fechas y le impidió disputar los amistosos con la selección paraguaya, recuperó su puesto en la zaga corinthiana.

De hecho, el futbolista de 25 años es número puesto en el onceno del entrenador Fábio Carille, formando junto a su compañero Pablo una zaga central que se lleva todos los elogios. La noche del miércoles no fue la excepción.

"Balbuena y Pablo son destaques atrás y al frente en la Arena. Perfecta en la defensa, la dupla de zaga del Timão crea buenas chances en el ataque. El paraguayo marca el único gol del juego y su compañero crea otras dos oportunidades", destaca en su informe el sitio Globoesporte.com.

El paraguayo, elegido también capitán en este partido, fue el que obtuvo el mayor puntaje (7,5) en la clasificación para la figura del partido. Además del gol, porque "atrás, tuvo una actuación segura, mostrando buen posicionamiento en el juego aéreo y consiguiendo anticipaciones".

Tras marcar su primer gol con el Corinthians en la temporada, Balbuena fue consultado si lo convirtió con el hombro o con la cabeza. "Fue gol, lo importante es que fue adentro", respondió el paraguayo, para luego destacar que "quien hace el gol queda en segundo plano. Lo importante es que conseguimos dejar los tres puntos aquí, que nos dan mucha confianza y alegría".

Ángel Romero, que la igual que su compatriota es también titular indiscutido y el máximo goleador en el estadio corinthiano, esta vez tuvo una actuación regular, que le dieron la calificación de 6 puntos. Fue sustituido a poco del final.