Stanley Reed

Londres.

El director ejecutivo de HSBC, John Flint, renunciará después de 18 meses en el cargo, un anuncio sorpresivo que, según lo que señaló el banco el 5 de agosto, fue “de mutuo acuerdo con el consejo de administración”. Noel Quinn, el director ejecutivo de banca comercial de la institución, lo reemplazará como interino mientras el banco comienza una búsqueda a nivel mundial para ver quién ocupará el puesto.

La renuncia de Flint llegó el mismo día que HSBC, el banco más grande de Europa por sus activos, reportó resultados sólidos, de acuerdo con lo descrito por varios analistas. Las ganancias después de impuestos para la primera mitad del 2019 aumentaron 18,1%, a 9.900 millones de dólares, mientras que los ingresos subieron 7,6%, a 29.400 millones de dólares.

Sin embargo, el banco también anunció un recorte de personal equivalente a casi el 2% de su fuerza laboral en todo el mundo, la cual ronda los 238.000 empleados. Un analista, Benjamín Toms, de RBC Capital Markets, un banco de inversiones, citó la “incertidumbre geopolítica” como el factor que afectó el negocio global del banco.

HSBC, con sus oficinas centrales en Londres, parece estarse preparando para un entorno más desafiante, en un momento en que las guerras comerciales entre Estados Unidos y China se ciernen sobre sus cruciales negocios en Asia y el Brexit permanece sin una resolución. HSBC, institución fundada en Hong Kong, genera alrededor del 80% de sus ganancias en Asia.

“En el ambiente global cada vez más complejo y desafiante en que opera el banco, el consejo de administración cree que se necesita un cambio para superar los retos que tenemos de frente”, mencionó Mark Tucker, el presidente del banco, en un comunicado del 5 de agosto. Tucker señaló que se considerarían candidatos internos y externos para el puesto de director ejecutivo.

Los analistas se quedaron con la duda en torno al detonante de la renuncia. Una interpretación fue un choque de estilos: Tucker, quien llegó a HSBC en el 2017 de AIA, una aseguradora en los mercados asiáticos, a menudo es descrito como un ejecutivo agresivo y determinado. Flint, quien había pasado toda su carrera en el banco, es “un director ejecutivo muy moderado en términos de estilo”, comentó Joseph Dickerson, un analista en Jefferies, un banco de inversiones.

“El mensaje es que querían a alguien con más energía y motivación”, agregó Dickerson.