Michael J. de la Merced

Richard Branson se mantiene en una carrera apretada por ser el primero en operar un negocio a gran escala que lleve turistas al espacio. El 9 de julio se acercó un poco más a ganar una competencia distinta: ser el primero en lograr esa meta con una empresa que cotiza en la Bolsa.

Virgin Galactic de Branson anunció planes de fusionarse con una empresa fantasma que cotiza en la Bolsa, un acuerdo que le daría la primera cotización a un negocio de turismo espacial.

Si se cierra el acuerdo, Virgin Galactic podrá vender acciones con el objetivo de recaudar dinero, una ventaja que podría ser crucial para superar a rivales como Blue Origin, de Jeff Bezos. Hasta ahora, SpaceX, de Elon Musk, se ha enfocado menos en el turismo espacial y es probable que compita más de cerca con otra de las empresas de Branson, Virgin Orbit. No se espera que ninguna de esas empresas cotice pronto.

“Al embarcarnos en este nuevo capítulo, en este punto avanzado del desarrollo de Virgin Galactic, podemos abrir el espacio a un mayor número de inversionistas y, de esta forma, abrir el espacio a miles de astronautas nuevos”, mencionó Branson en un comunicado.

PRUEBAS EXITOSAS

Branson ya había estado en negociaciones para recaudar hasta 1.000 millones de dólares de Arabia Saudita para Virgin Galactic y Virgin Orbit. Sin embargo, suspendió las conversaciones después del asesinato y el desmembramiento del periodista Jamal Khashoggi a manos de agentes sauditas.

En diciembre, Virgin Galactic superó un gran hito de los vuelos espaciales privados cuando uno de sus vehículos voló por uno de los niveles más bajos del espacio. La nave espacial llevaba dos pilotos y una carga que simulaba el peso de pasajeros con boleto. En febrero, la misma nave voló más alto y más rápido que en el vuelo anterior, con tres personas a bordo, entre ellas dos pilotos.

La transacción busca la combinación de Virgin Galactic con Social Capital Hedosophia, una de las llamadas empresas de adquisición con propósitos especiales, la cual cotiza en Bolsa y recibe financiamiento de las firmas de inversión Social Capital y Hedosophia. Las empresas de adquisición con propósitos especiales sirven para ser compradas y fusionarse con negocios privados, de manera que estos obtengan sus acciones enlistadas en los mercados bursátiles.

Como parte de la transacción, el director ejecutivo de Social Capital, Chamath Palihapitiya, será el presidente de Virgin Galactic.

Se espera el cierre del acuerdo para finales de año, sujeto a la aprobación de los actuales inversionistas de Social Capital Hedosophia.