Por Gustavo Leite

Ex ministro de Industria y Comercio

El protagonismo de las FFAA en nuestra historia ha sido preponderante, desde la independencia nacional, pasando por la Guerra de la Triple Alianza, las Revoluciones, la Guerra del Chaco, como así también en la democracia.

Desde 1989, el sistema político, intencionalmente o no, debilitó a las FFAA, sin considerar que estaba deteriorando la institución cuya misión constitucional es resguardar la misma integridad del Estado, hasta el punto de ser considerada por algunos como una institución “ociosa e innecesaria”.

El Estado asegura su existencia basado en sus “intereses vitales”. ¿Qué organismo es responsable de precautelarlos? La defensa nacional es principalmente llevada a cabo por las FFAA. La dinámica situación actual obliga a analizar la incorporación de las FFAA a la lucha contra las nuevas amenazas, como fuerza multitarea o multifunción. Una reforma estatal que no reforme el rol de las FFAA será incompleta.

La Constitución Nacional, se refiere a las FFAA como una institución de “carácter permanente, profesional, no deliberante, obediente, subordinada a los poderes del Estado”. El denominador de “no deliberante” es una limitante para sus componentes al momento de debatir sobre nuevos roles ante nuevos escenarios.

En el Libro Blanco de la Defensa, la Política de Defensa Nacional y la Política Militar, aprobados por el Consejo de la Defensa Nacional, ya se mencionan como nuevas amenazas: el terrorismo, los secuestros, el crimen organizado transnacional, el narcotráfico, los grupos armados ilegales, los ataques cibernéticos, entre otros; sin descuidar las amenazas convencionales para la República del Paraguay.

El concepto de “nuevas amenazas” requiere especial atención, teniendo en cuenta que la probabilidad de una guerra convencional es, por lo menos a corto plazo, poco probable, aunque no imposible. No obstante, los principios y la necesidad de la defensa del Estado se mantienen invariables, agregándoseles ahora los desafíos de las amenazas emergentes.

RECURSOS DISPONIBLES EN LAS FFAA

El recurso más valioso disponible es el humano. El militar es sometido a un riguroso proceso de selección, formación y adiestramiento que abarca todas las áreas humanas. El pilar fundamental que sustenta sus acciones y facilita el logro de los diferentes desafíos es la disciplina. Su accionar se ve reforzado por una estructura organizacional vertical en el reconocimiento de las responsabilidades y flexible para una amplia gama de misiones. Ergo, no utilizar mucho mejor las FFAA es un desperdicio.

NUEVOS ROLES

Nuestra propuesta pasa por un fortalecimiento material y tecnológico de las FFAA para que, utilizando sus recursos humanos existentes, y las leyes vigentes, puedan abocarse inmediatamente a que:

A) El Paraguay sea un país que impida, como política de Estado, el ingreso de drogas ilícitas. No hay peor amenaza para nuestra juventud que el crecimiento exponencial del microtráfico y, por ende, el consumo de drogas, en todas nuestras ciudades. Si la droga no entra, no se puede distribuir.

B) Ningún camión o vehículo, o canoa, o lancha ingrese al país con mercaderías de contrabando. El Paraguay ya importa 500 millones de dólares al año en alimentos. Nada contra la libertad de mercado. Nuestra industria soporta una competencia a todas luces desleal contra las mercaderías de contrabando. Mercadería que no entra al país, no se puede distribuir.

C) El Comando de Ingeniería, debidamente reforzado, se ocupe de la construcción de caminos de todo tiempo y la reparación y mantenimiento de caminos y puentes, en apoyo al MOPC y los municipios. Máquinas paradas no son eficientes.

D) El Comando Logístico incorpore las funciones de la Secretaría de Emergencia Nacional. No existe mejor institución para planificar, organizar, distribuir y monitorear asistencia en tiempo real que las FFAA.

BREVE ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN DE LAS FFAA

FORTALEZAS

- Equipos humanos eficientes.

- Alto compromiso del personal interno.

- Política militar actualizada.

DEBILIDADES

- Exceso en gastos personales.

- Escaso uso de tecnología.

- Escasa investigación y desarrollo.

- Estructura organizacional poco funcional.

OPORTUNIDADES

- Apoyo de algunos sectores políticos.

- Política de defensa actualizada.

- Potencial explotación de fuentes de generación de recursos financieros.

AMENAZAS

- Nuevas amenazas: Narcotráfico, terrorismo, contrabando.

- Amenazas por aire, tierra y cursos de agua.

- Limitaciones legales que respalden las actividades.

- Escasa adherencia de la población.

- Imagen de las FFAA deteriorada.

En la próxima entrega presentaremos un plan de acción de corto plazo para que nuestras FFAA sean un factor positivo notable en un nuevo Paraguay.

Agradecemos a los oficiales generales y jefes, activos y en retiro, por su especial colaboración para esta columna.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar