Últimamente uno se despierta con noticias o informaciones a veces increíbles, llegando a pensar que son una broma de mal gusto, pero cuando las corroboramos queremos echarnos a llorar. Elegí dos términos, el primero denota una falta de cuidado o descuido, o sea, una conducta negligente implica un riesgo para uno mismo o para terceros y se produce por la omisión del cálculo de las consecuencias previsibles y posibles de la propia acción. El segundo es la falta de pericia o de preparación o habilidad para hacer algo, así como para resolver cierta dificultad que, además, incluye la falta de experiencia o habilidad para desarrollar ciertas tareas.

Pero vayamos al grano con ejemplos que entiendan, el Estado invierte con apoyo y asesoramiento técnico de la OPS en un laboratorio de biología molecular de primer mundo en el departamento de Entomología de Senepa. Es justicia decir que todos los funcionarios de esta institución son altamente técnicos, si bien a veces quieren reducir a estos a fumigadores o eliminadores de criaderos de mosquitos.

Es justicia decir que Senepa es reconocido regional y mundialmente, siendo ejemplo de gestión para otros países por la labor sobresaliente en sus funciones y por sus recursos humanos calificados.

¿Qué hace este laboratorio? Capta los mosquitos de distintas zonas, los llevan al laboratorio y los estudian para saber si están con virus del dengue, chikungunya, zika, inclusive, fiebre amarilla. Esto se hace para monitorear y controlar la aparición de dichas enfermedades en los periodos interepidémicos. Así, si hay mosquitos portadores se realiza el bloqueo y la eliminación.

Esto da un periodo promedio de 2 meses antes de que aparezcan los casos febriles, para evitar que la gente de esa zona enferme a causa de cualquiera de los virus. Para que comprendan más aún, se pueden eliminar a los mosquitos antes que esperar a que aparezcan los casos de dengue. Esto es de vital importancia para que la gente no enferme o muera utilizando y optimizando los escasos recursos que poseo.

Este laboratorio, con sus recursos humanos altamente calificados, está inoperativo desde hace 2 meses. ¿Saben por qué? ¡La conexión eléctrica no funciona! Parece una historia traída de los pelos ¿verdad? Pero, es nuestra realidad y el ejemplo más claro para definición de negligencia e impericia.

En este caso, no podemos usar el dicho “La tavy na nde juka’i, pero nde reko asy”, porque este “tavy” te mata y te enferma.

¡Fuerza Paraguay, a eliminar criaderos, usar repelentes y consultar! ¡Hagamos nosotros la diferencia!