Los administradores y emprendedores con más posibilidades de triunfar son aquellos que emplean los presupuestos como herramienta de gestión para el éxito.

El uso de presupuestos es fundamental para la planeación y control de cualquier organización.

Coordina las acciones de diferentes posiciones y departamentos y garantiza el compromiso para lograr resultados. Además, respalda la autoridad de los gerentes o propietarios de una pyme para incurrir en gastos y proponerse metas.

Presupuestar genera un marco de referencia dentro del cual los individuos, y la organización pueden trabajar. Los presupuestos estimulan a ver hacia el futuro y planear con un programa estandarizado capaz de mejorar la comunicación de sus objetivos.

A la vez que las organizaciones planean para el largo plazo mediante la estrategia de negocios, también establecen planes a corto plazo, en los que incluyen las acciones que deben emprenderse, para alcanzar las metas del plan estratégico.

Los presupuestos son demasiado importantes como para equivocarse, y los que tienen a su cargo ejecutarlos no siempre tienen una segunda oportunidad. De ahí la importancia de elaborar los presupuestos con la mayor exactitud posible desde el principio.

LOS 6 OBJETIVOS PRINCIPALES DE PRESUPUESTAR SE RESUMEN EN LOS SIGUIENTES ITEMS:

  • Planear: Ayudar a la planeación de una organización de manera lógica y sistemática, coherente con la estrategia de negocios a largo plazo.
  • Coordinar: Coordinar las actividades de diversas partes de la organización y asegurarse de su solidez.
  • Comunicar: Enterar de manera sencilla a los diversos gerentes de los objetivos, oportunidades y planes de negocios.
  • Motivar: Estimular a los gerentes para que se esfuercen en alcanzar las metas personales y las de la organización.
  • Controlar: Ayudar al control de las actividades mediante la evaluación del progreso respecto al plan original, haciendo los ajustes necesarios.
  • Evaluar: Proveer un marco de referencia para evaluar el desempeño de los gerentes en la consecución de sus objetivos individuales y departamentales.

7. Presupuestar: Es la aplicación táctica del plan de negocios, que se incorpora tanto en la planeación como en el control de los procesos.

De hecho, lo correcto es lo contrario. Lejos de ser una actividad que se efectúa una vez al año, presupuestar requiere consultar continua y simultáneamente las cifras, presupuestadas y reales, de otros años contables.

Es fundamental dar seguimiento a un presupuesto para comparar qué sucedió en la realidad contra lo que se estimó, investigar las causas de las diferencias, aplicar medidas correctivas y evaluar cómo se podría mejorar el presupuesto en el futuro.

Ninguna organización se parece a otra... Usted debe definir por qué está presupuestando, qué quiere obtener con ello, cuáles son los problemas particulares de su negocio y cómo su enfoque le permitirá alcanzar las metas fijadas.

Es un instrumento de control y evaluación aplicable no solamente a las grandes corporaciones, sino también a cualquier tipo de empresa sea del tamaño y segmento de negocio que fuere. Como las vs. resultados proyectados previamente.

Existen aún en nuestro país empresas que “presupuestan” sus ingresos/gastos en forma empírica, restándole competitividad y calidad de organización frente a otras de ramos similares dentro del mercado.