• POR BERNT ENTSCHEV  
  • Presidente y fundador de The Bernt

No se puede perder tiempo cuando el tema es “mercado de trabajo”, aún más si se trata del primer empleo. Por eso, los primeros días del año nuevo no pueden servir de disculpa para hacer una pausa en la búsqueda por las oportunidades.

La demanda de candidatos en este período disminuye mucho y entonces no se puede perder el foco: no deje para después la búsqueda del tan soñado empleo en el mercado de trabajo. Para quien está buscando la primera oportunidad, digo que existen tres puertas de entrada.

La primera de ellas se refiere a actividades operacionales, donde ofrecerá soporte a determinadas áreas y ejecutar actividades específicas dentro de un equipo. Para ello, no se olvide de realzar en su currículo actividades que haya desempeñado en su vida estudiantil o incluso en un proyecto comunitario, en el barrio, en la iglesia, dondequiera que sea, pero que muestre a su disposición en actuar desempeñando estas funciones dentro de las empresas.

Otra puerta de entrada se refiere a las vacantes de prácticas. Cada inicio de año es igual: los candidatos desaparecen. Muchos toman vacaciones, algunos están en la playa, otros quieren hacer una pausa para pensar en lo que harán en los próximos meses.

No pierda tiempo, el cambio de año debe ser visto como una oportunidad de ponerse a disposición de las organizaciones que lo necesitan en estos períodos.

La sugerencia curricular para el estudiante que desea seguir una función en la práctica, es la misma para quienes buscan un empleo operativo. Sin embargo, recuerde: debe centrarse en lo que desea hacer sus prácticas y en la empresa que desea compartir su conocimiento.

Sé que la beca de estudio puede ser un atractivo adicional, pero no la ponga en primer plano. Debe pensar en la robustez que usted tendrá cuando finalice su paso por esta organización.

Y la tercera puerta de entrada es la función de trainee. Por lo general, las empresas programan con antelación los programas que ocurrirán durante el año. Entonces, debe estar atento a la programación de las organizaciones. Reserve su período de vacaciones de verano para realizar una lista de las empresas que ofrecen vacantes con esta característica, inscríbase en el banco de talentos y realice un control de cuando estas organizaciones realizarán la apertura de procesos selectivos.

Nuestros padres decían, “Al que llame a la puerta se le abrirá”, entonces, insista, busque, muéstrese. Debe aprovechar el año nuevo para aprovechar el espíritu de renovación e invertir en la búsqueda de su primer trabajo. ¡Buena suerte!