En McLaren, su último superdeportivo, además de ser el más radical de todos cuantos han salido de la factoría de Woking, tiene un nombre mítico: Senna.

Este nuevo biplaza, cargado de una aerodinámica activa de auténtica locura, un chasis ultraligero y un motor que se va hasta los 800 CV de potencia, no falla en sus pretensiones.

Dispone de 800 CV y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos, y si sigue apretando llega a 200 km/h en solo 6,8 segundos. Además, solo serán fabricados 500 ejemplares.