El Mercedes Clase G 2018 todo cambia para seguir igual, adaptándose a nuestro siglo sin perder la esencia que durante sus casi 40 años de vida le han convertido en icono.

Mantiene la misma filosofía, con un chasis de largueros y travesaños cuando ya la mayoría de sus rivales se han rendido a las superiores cualidades del monocasco; tanto en seguridad pasiva como en cuanto a la rigidez que proporciona en carretera.

A través del mando "Dynamic Select" podemos seleccionar distintos ajustes para la respuesta del motor, cambio, mariposa de escape, dirección, ayudas a la conducción y de la opcional amortiguación adaptativa con tres programas fijos, Comfort, Sport y Eco, más el personalizable Individual.