El presidente Mario Abdo Benítez firmó este jueves el decreto a través del cual se da baja deshonrosa de las FF.AA. al Sargento 1° Francisco Rojas Barrios, quien en estado etílico, disparó y mató a un camarada. Este grave suceso se registró en la estancia Agüerito en 2018.

De acuerdo a los antecedentes, los disparos comenzaron cuando el sargento, que estaba bebiendo caña con gaseosa, según manifestaciones de los testigos, supuso observar a hombres armados avanzando hacia su posición.

Esta situación motivó la reacción del militar que empezó a disparar, pero los mismos fueron en contra de los camaradas.

El resultado final fue de un militar muerto y dos heridos, integrantes de la FTC.

El fallecido fue el sargento primero Aníbal Flores Ramírez, oriundo de Mariscal Estigarribia, Chaco; recibió dos impactos de arma de fuego.

Los heridos fueron los vicesargentos primero Pablo Damián Díaz (23) y Josué Barrios Morel (22); uno recibió un disparo en la clavícula y el otro en el pie.

De acuerdo a lo señalado por los testigos, durante su guardia el militar estaba bebiendo caña con gaseosa y manipulando su arma reglamentaria. Incluso sus compañeros le advirtieron de lo peligroso que era ese juego.

El presunto victimario alegó en su defensa que a las 03.00 horas se le presentaron –supuestamente– tres a cuatro hombres armados y se dirigían hacía a él; por eso disparó varias veces.