Rodolfo Friedmann, padre del ministro de Agricultura y Ganadería, partió este viernes a España con el objetivo de disfrutar de su luna de miel junto a su esposa, la joven Nancy Quintana. Sin embargo, el experimentado empresario terminó preso por una discusión.

Al llegar al país europeo -específicamente al Aeropuerto de Barajas, Madrid- las autoridades aeroportuarias solicitaron al dirigente guaireño que se quite los anteojos, con el fin de capturarle una fotografía para la base de datos local. Sin embargo, hubo negativa por parte de Friedmann, lo que generó una discusión que concluyó con la detención del mismo.

El adulto mayor denunció en sus redes sociales que los españoles le llevaron preso “por una macana”.

“Querían que me quite el lente para una foto y me dijeron en mala manera y yo les conteste igual. Por eso me torturaron, me patearon”, comenzó su relato de la dramática situación que le tocó pasar.

El villarriqueño agregó que le introdujeron en una celda y que no le dieron agua por varias horas. Dijo inclusive que permaneció esposado dentro del calabozo.

“Solo me dieron agua a las 7 de la tarde, después estuve esposado en el calabozo. No me llevaban para hacer mis necesidades, me torturaron peor que Pastor Coronel y Brítez”, concluyó.

El año pasado Friedmann, de 64 años de edad, contrajo matrimonio con la joven Nancy Quintana, de solo 19 años de edad. Esta unión conyugal generó una avalancha de comentarios a favor y en contra de la pareja, por la gran diferencia de edad que se llevan ambos.