El juez Julián López, le otorgó la prisión domiciliaria a Francisco Javier Díaz Verón, luego de verificar con una junta médica su estado actual de salud. El ex fiscal general del Estado está imputado por supuesto enriquecimiento ilícito y guarda prisión preventiva en la cárcel militar de Viñas Cué.

La decisión fue tomada luego de que la defensa del imputado presentara los informes médicos, donde se recomienda que el mismo esté fuera del lugar de reclusión por problemas de salud.

Díaz Verón fue sometido a una cirugía de urgencia el pasado viernes. Los médicos tuvieron que tomar la decisión rápidamente ante la gravedad del caso.

Este jueves se realizó la audiencia de imposición de medidas para el ex representante del Ministerio Público. Natalia Silva, fiscal de la causa, pidió al órgano juzgador que se adopten las recomendaciones técnicas, a fin de preservar la salud de la persona y enfatizó en que la decisión ya queda a cargo del juzgado.

El doctor Pablo Lemir acompañó a la fiscal, para que le asesore con relación al dictamen médico presentado por el abogado Mario Elizeche, defensor del exfiscal general.

Una vez leído el informe, Lemir explicó que Díaz Verón es un paciente hipertenso, que tiene oclusión en una de las arterias coronarias, lo que hace que se bloqueé su flujo sanguíneo. También señaló que en la intervención médica se dio para evitar un infarto.

El ex fiscal general del Estado esta procesado por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito, fue trasladado desde la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, hasta la cárcel Militar de Viñas Cué, luego de que la jueza interina, María Gricelda Caballero, haya hecho lugar al pedido del abogado Mario Elizeche, el 5 de setiembre del 2018.

La expectativa de condena para Javier Díaz Verón es de 10 años por enriquecimiento ilícito y 5 años por lavado de dinero, en caso de comprobarse el delito. Mientras que su esposa María Selva Morínigo está procesada por lavado de dinero y actualmente se encuentra con arresto domiciliario.

De acuerdo a la carpeta fiscal, entre el 2014 y 2016, Javier Díaz Verón acumuló una fortuna de 1.147.058.591 que no se justificaba con sus ingresos económicos.