El ministro de Hacienda, Benigno López anunció que analizará el impacto que tendrá en el 2020 las modificaciones introducidas en el Senado al proyecto de Presupuesto General de la Nación (PGN) para el ejercicio fiscal 2019-

Si bien los gastos aprobados por los parlamentarios están dentro de los límites de la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF), el titular de Hacienda refirió que el aumento del 16% aprobado para el sector docente, que regirá a partir de abril del próximo año, impactaría en el 2020 y se estaría sacrificando a otros sectores para cubrir esos gastos. Destacó la importancia del Plan de Transformación de la Educación para que, dentro del mismo, se establezcan las reglas de juego referentes a la remuneración, capacitación y evaluación de los maestros.

Reiteró que, desde la cartera estatal, no existe una posición de aplicar más impuestos a ciertos sectores económicos, pero sí hay una mesa de diálogo instalada para lograr una matriz tributaria que sea más eficiente, moderna y equitativa. Agregó que la postura del Poder Ejecutivo es de no más impuestos para más salarios. “Si se modifican algunas tasas, serán exclusivamente para blindar la salud, educación y obras en infraestructura”, dijo.

Sobre la ralentización del consumo señalada por el sector empresarial, López recordó que días pasados se lanzó la campaña de Formalización de la Economía que ayudará a intercambiar informaciones entre la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), el Instituto de Previsión Social (IPS) y el Ministerio del Trabajo, y que además servirá para identificar dónde están los problemas con el consumo.

Comentó que la monopolización de liquidez por el Banco Nacional de Fomento (BNF) genera un problema de distorsión del mercado. El Congreso Nacional puede resolver esta situación a través de un articulado que se encuentra en este momento a consideración de los parlamentarios.