"Esto es una entidad artística. La participación de los chicos en esa entidad artística se da a través de una beca y los padres tienen el compromiso firmado para la participación de ellos, que es el reglamento. Firman los padres y los mayores de edad.

Los menores de edad (sin padres) firman a través de este proceso con la Codeni", explicó Favio Chávez, director de la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura, el viernes pasado, en una extensa entrevista de dos horas que concedió en la Escuela de Música de Cateura (33 Proyectada y Capitán Figari, cerca de la escalinata), pocas horas después de arribar con el conjunto, tras el viaje del Festival de San Remo, Italia.

Estuvo acompañado por Teresita Insaurralde, administradora de la Orquesta desde el 25 de febrero del 2016; miembros de la Asociación de Padres de la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura, así como "Colá" (Nicolás Gómez), el luthier al que el 16 de agosto del 2006 se le ocurrió crear un violín a partir de residuos del vertedero de Cateura, donde trabajaba como ganchero.

Nacido en Buenos Aires, hace 41 años, y criado en Carapeguá, donde a través del proyecto "Sonidos de la Tierra" accedió a la formación musical; Chávez llegó a Cateura hace una década, como ingeniero ambiental, con un proyecto de Altervida y Procicla. De la fusión de ambas experiencias surgió la experimentación con instrumentos reciclados y la primera orquesta. Al concluir la relación con Sonidos, el director inició una nueva etapa en el 2011, con una orquesta con chicos de la propia comunidad, hoy de fama mundial.

SOSTENIBILIDAD

Como balance del 2016, Chávez exhibió una serie de planillas sábanas, que detallaban sobre 46 conciertos nacionales que realizó la Orquesta, cuyas ganancias derivaron en asistencia escolar y becas universitarias para 43 beneficiados, y un 20% para pagos a su equipo de producción. Contemplando un bruto de G. 863 millones de shows internacionales, hasta hubo un déficit ese año, debido a que G. 1.078 millones se repartieron en diversos beneficios (dietas, viáticos, etcétera) para los integrantes; el déficit fue cubierto con la existencia en caja, que el director administra en una de las cuatro cuentas destinadas a la Orquesta, pero que están a su nombre, en el Banco Continental.

Aparte, la escuela de música cuesta 207 millones al año, y la mitad se sostiene con campañas de donaciones. "Tengo personalmente acuerdos con plataformas como GO Campaign, que es una plataforma que trabaja con personas particulares. Tiene varios programas; yo estoy incluido en un programa que se llama 'Héroes', digamos, personas que hacen algo excepcional en un lugar".

La denuncia

En el 2007, "con un grupo grande de chicos", se sumó al proyecto Christian Agüero, que era trompetista de la Orquesta y estuvo en el equipo administrativo de Chávez. "Escuché que estuvo 5 años, yo te comento que no fue así. Habrá sido menos de un año. Se retiró por sus propios medios, sin siquiera avisar que lo haría", dijo el director, que admitió que no sabía que Agüero y otras dos madres (incluyendo la suya) de la anterior asociación que colaboraba con la Orquesta lo denunciaron en mayo pasado ante la Fiscalía, por supuestas irregularidades en la administración de los ingresos.

En el 2014, se adquirió un predio de 1.500 metros cuadrados, por G. 200 millones, que está a nombre de Chávez, para el programa de viviendas. Allí vive Agüero. "Él no vivía en riesgo de inundación, igual se le dio prioridad para que ocupe ese lugar porque vivía en alquiler, y más de una vez, nosotros tuvimos que pagar su alquiler. Dicho sea de paso, te comento que su trabajo también en la Orquesta comenzó por ahí", indicó Chávez. "Realmente, si esa vivienda no estuviera a mi nombre, ellos ya hubiesen vendido, te puedo poner la firma a eso", dijo además.

"Hay una deuda de más de 8 millones de guaraníes de esa familia", refirió el director. "Esta familia tiene que pagar la luz, y esta fue justamente una de las acciones de inventar esta denuncia. Las famosas 200 páginas son copias de facturas de tornillos, o sea, no prueban nada. Facturas repetidas para abultar la carpeta. Esa es la supuesta denuncia. Incluso facturas de que ellos mismos recibieron dinero". A la entrevista se unió el profesor Yonatan Piñero: "(Christian Agüero), máximo asistió a tres clases en un año".

Chávez también refirió a una supuesta denuncia contra Agüero en la Codeni: "Muy penosamente, yo voy a tratar de no ahondar en el tema, porque hay una menor implicada en el medio, pero he visto que en la denuncia está, con su nombre, exponiéndole a ella, en la denuncia fiscal. Y una menor, que vive justamente con este muchacho, en condición de pareja".

Respecto a sus expectativas con la denuncia fiscal, Chávez afirmó: "Esperamos que se resuelva de la mejor manera posible. Estamos muy seguros de lo que hemos hecho. Mucha gente que ni siquiera ha pisado este lugar ha opinado, criticado, juzgado y condenado. El que cree que se trata de lesionar a mí, está muy equivocado. Acá hay el trabajo de mucha gente". Acotó, en otro pasaje: "Lo que no vamos a permitir es que alguien nos avasalle, sobre algo que nosotros hemos creado de la nada".

Senador Giuzzio

Consultado si considera tomar alguna acción legal acerca de la denuncia, Chávez respondió: "Yo creo que se impone, por el hecho justamente de que lo que se ha hecho, se ha hecho de mala fe. Se ha hecho con el objetivo de dañar, y son realmente afirmaciones sin ningún tipo de fundamentos".

"Y públicamente quiero dejar constancia de que lo que más me extraña que haya sido propiciado por el senador (Arnaldo) Giuzzio", agregó. "Porque nosotros hemos ido a tratar de entrevistarnos con él, repetidas veces, sin recibirnos siquiera; y que él haya inventado aquel circo de agosto del 2016, donde supuestamente iba a premiar a algunos integrantes. Eso era solamente para hacer publicidad de lo que ya hizo antes; porque él dijo 'vamos a denunciar' en agosto, pero ya lo hizo en mayo. Entonces lo que hizo es tratar de dar luz a algo que no tenía vuelo propio, manipulando el nombre de muchos menores de edad, hijos de muchas personas que están aquí. Eso no se hace".

Siguió: "Él en su obligación estaba de cerciorarse. No puede él estar repartiendo listas de menores de edad a los medios de comunicación, inventando que se les coaccionó, se les violentó, se les amenazó. Si tiene la forma de comprobar, es su obligación denunciar y seguir hasta las últimas consecuencias. Pero él dejó pasar, porque sabe que es una falacia". Según Chávez, varios profesionales se ofrecieron para colaborar contra la denuncia.

Mañana, la Orquesta de Cateura viaja a Estados Unidos para la presentación de la película "Landfill Harmonic" en un festival en Boston.