Una localidad de Caazapá recibió por primera vez energía eléctrica con la instalación de 48 paneles solares de la mano de la firma global Bunge junto con la Fundación Paraguaya (FP).

De esta forma, ambas empresas hicieron posible que varias familias de pueblos originarios puedan acceder a una mejor calidad de vida, tras un análisis y detección encabezada por la FP de las zonas productivas en las que se encuentra operando Bunge.

La instalación quedó oficialmente inaugurada durante un acto que se llevó a cabo en enero, en el marco del Programa Iluminando Vidas que lleva adelante Bunge Paraguay, dentro de su plan de Responsabilidad Social Empresarial, que contó a la vez con autoridades y representantes locales.

Los más beneficiados fueron los pobladores de la comunidad de Tapyta, departamento de Caazapá, quienes podrán utilizar el recurso por primera vez.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

El director de Recursos Humanos y Comunicaciones de Bunge Cono Sur, Walter Savarecio, explicó en qué consiste Iluminando Vidas.

"El programa se fundamenta en la provisión de energía renovable a comunidades de pueblos originarios de Paraguay, a través de la instalación de paneles solares. La energía representa una de las soluciones necesarias para lograr una mejora en la calidad de vida para estas familias que, por primera vez, tienen luz en sus hogares", resaltó.

En tal sentido, dijo que en el mismo marco se logró proveer de energía eléctrica renovable a otras 40 familias y una escuela de los pueblos originarios de Ñande Yvy Pave, en Peguajo Po'i y de Pai Tavytera en Hugua Ñandu.

SEMÁFORO

Por su parte, Jimena Vallejos, coordinadora del Semáforo de Eliminación de Pobreza de la FP, mencionó que realizaron un trabajo de análisis y detección en las zonas productivas en las que Bunge está presente aplicando la metodología del semáforo, con lo cual pudieron definir 3 poblaciones para recomendar la instalación de los paneles solares en las viviendas o instituciones requeridas.

Dejanos tu comentario