Por Belén Mora

Especial desde Washington

Un reciente informe sobre democracia realizado a nivel mundial coloca a Paraguay entre los países parcialmente libres en el mundo. Esto se debe principalmente a la debilidad de algunas instituciones estatales, a los aún altos niveles de corrupción y a la poca transparencia. No obstante, la calificación es mejor a la de otros países de la región como Venezuela, Nicaragua o Ecuador.

Según el último informe presentado por la organización "Freedom House", el 2016 fue un año de retroceso democrático en el mundo. El reporte "Libertad en el mundo 2017" da cuenta que de los 195 países: 87 son libres o gozan de plena democracia; 59 son parcialmente libres y 49 países no son democráticos.

Paraguay fue considerado entre los países parcialmente democráticos o libres debido a la debilidad de las instituciones democráticas. Sin embargo, para Arch Puddington, responsable de la investigación, esta calificación no es del todo negativa. "Si toman un país como Paraguay, que fue una dictadura por tanto tiempo, este es un gran avance", aseguró.

Por su parte, Carlos Ponce, director de 'Freedom House' para América Latina y el Caribe, expresó que entre las preocupaciones sobre la situación democrática de Paraguay resaltan, la libertad de prensa y la amenaza de grupos armados como el EPP. Dijo además que la posible reelección presidencial es un tema al que darán seguimiento.

Para Ponce son varios los indicadores que se tienen en cuenta para determinar la situación democrática de un país. Se miden "las libertades políticas, de prensa, el cumplimiento de las normativas, el estado de derecho, el ambiente en que se vive, el sector privado y cómo influye. No solo el comportamiento del gobierno".

Gráfico mundial con la distribución de los países libres (en verde), parcialmente libre (en dorado) y los no libres (en azul).[/caption]

Venezuela, no democrático

Otra parte del informe destaca la situación del país gobernado por Nicolás Maduro. Este país dejó de ser un país 'parcialmente libre' en el 2016 para convertirse en un país no democrático.

Esto preocupa a los investigadores, ya que temen que el deterioro político y económico derive en un gobierno militar. En este sentido, Arch Puddington asegura que el papel de los países de la región resulta fundamental para "(hacer) presión sobre Maduro, para llamar a elecciones y dar la posibilidad a la gente de elegir un nuevo gobierno democrático".

EEUU, por primera vez

En el informe divulgado esta semana aparece una sorpresa. Por primera vez, Estados Unidos figura entre los países en observación, junto con Ecuador, Filipinas, Sudáfrica, Iraq, entre otros.

Esto se debe, en gran medida, a la victoria del magnate Donald Trump y su campaña "poco ortodoxa" que despierta dudas respecto a ciertas libertades civiles, la política exterior y el rol de EEUU en el mundo.

"La democracia en EEUU está en proceso de cambio. Donald Trump dejó claro, que la defensa de la democracia y los DDHH en el mundo, no era prioridad para él", refirió Puddington.

Dejanos tu comentario

12H

Abdo Benítez dice que no es el momento para cambiar ministros ¿está de acuerdo?

Click para votar