Bajo el lema "Paraguay hacia una política de cuidados", se realiza el "X Encuentro entre mujeres activistas y líderes de la sociedad civil" que se extenderá hasta mañana, en el Hotel Los Alpes de San Bernardino.

Durante los debates, dieron cuenta de la necesidad de cuidar la tierra, las personas y la vida, necesidades que en Paraguay se cubren con una organización social que recae principalmente en las mujeres desde distintos ámbitos. En ese sentido, se discute el rol del Estado en el cuidado de las personas.

Organizado por el Centro de Documentación y Estudios (CDE) y la Articulación Feminista Marcosur (AFM), que en esta edición pretende construir un documento de las demandas de las mujeres organizadas en torno a las políticas de cuidados.

A la hora de decidir quiénes cuidan de los niños o a quién se reclama si a un niño o niña le falta cuidado, quiénes cuidan a los ancianos, las personas con discapacidad o problemas mentales, la respuesta siempre es la mujer, desde diversos espacios, sostienen.

Este encuentro tiene el apoyo de We Effect, Diakonía y la Unión Europea.

Familia y trabajo

En la familia la mujer es principalmente quien se encarga del cuidado de niño, ancianos, personas con discapacidad y problemas mentales. También muchas niñas, niños y adolescentes quedan cuidando de los hermanos más pequeños.

En el ámbito social, muchas veces son realizados mediante obras de caridad (no remunerados); también se identificó que las cooperativas y las organizaciones sociales a veces cuidan mediante un apoyo en salud, un apoyo en educación.

En cuanto a instituciones privadas, a falta de políticas públicas, los cuidados provienes de fundaciones, oenegés como Teletón y la iglesia en su función social.

Las instituciones públicas ofrecen asistencia muy puntual, pero resultan insuficientes para las necesidades de cuidado que hay en la sociedad.

El estado tiene un geriátrico e instituciones y programas como el Centro de Bienestar de la Infancia y la Familia (CEBINFA), Programa Abrazo y la Atención Primaria en Salud (APS), sin embargo sus servicios no suficientes.

Impacto

Según las investigaciones del CDE y la AFM, el impacto en los derechos y oportunidades de las mujeres, en cuanto a la actual organización social de los cuidados, se traduce en mujeres que trabajan gratis, tienen más responsabilidades dentro de la estructura laboral sin la remuneración correspondientes y menos oportunidades laborales.

Además, que las mujeres tienen más dificultades para estudiar y para realizar actividades sociales, culturales, políticas, de placer y ocio. Esto supondría también un impacto en la salud física y mental de las mujeres.

Mencionan además que hay una constante postergación de las mujeres, para dedicarse al cuidado; un menor ejercicio de derechos. El placer, el derecho al libre esparcimiento, es permanente olvidado y mucha dificultad para la participación política

Encuesta sobre uso del tiempo 2016

La Encuesta Sobre el Uso del Tiempo 2016 publicado en la página del Dirección General de Encuestas Estadísticas y Censo (DGEEC) aplicada a personas de 14 años y más, refuerza el argumento de las mujeres organizadas con datos:

En "cuidado y apoyo a miembros del hogar con dificultad y dependencia permanente", las mujeres dedican en promedio 16.8 horas semanales mientras que los hombres solo 9.9 horas semanales

En cuidado y apoyo a niños/as de 0 a 5 años, las mujeres dedican 12, 4 horas semanales, mientras que los hombres sólo dedican 6.8 horas.

En el cuidado y apoyo de niños/a de 0 a 5 años, mientras las mujeres dedican 6.8 horas semanales en dar de comer, bañar, vestir, asear, preparar para dormir, los hombres solo dedican a estas tareas 3, 3 horas semanales.

En cuidado a miembros de 6 a 14 años, también las mujeres dedican más tiempo: 8.0 horas semanales frente a los hombres que dedican solo 5.4 horas semanales.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar