El Poder Ejecutivo promulgó ayer la Ley que modifica el Código del Trabajo y establece un análisis anual del salario mínimo conforme a la inflación acumulada, por lo cual la nueva política salarial se revisará en base de la variación interanual del Índice de Precios al Consumidor (IPC). Mediante la nueva normativa, firmada por el presidente de la República, Horacio Cartes, el salario piso será de 1.964.507 guaraníes, por lo que el jornal mínimo será de 75.558 guaraníes conforme a la inflación acumulada del 7,7% hasta octubre.

El ministro del Trabajo, Guillermo Sosa, indicó que aún faltaría la reglamentando de las cuestiones salariales derivadas de esta modificación, como por ejemplo el nuevo salario para las empleadas domésticas, el de los guardias de seguridad, lo que se tiene que pagar en concepto de horarios diurnos o nocturnos y horas extraordinarias, entre otros. La reglamentación ya presentaron a la Presidencia de la República para que se pueda elaborar y suscribir. Se comprometió a que para hoy estaría saliendo dicho decreto reglamentario.

Con relación a quienes no ganan el salario mínimo, dijo que el Estado fija dentro del sistema económico el salario piso y quienes no lo alcanzan están en situación ilegal o informal. Aseguró que el ministerio a su cargo tiene un trabajo muy fuerte de formalización del sector informal con medidas punitivas y multas para combatirla. La ley que fue a iniciativa del Ejecutivo tuvo la aprobación en ambas Cámaras del Poder Legislativo.

Añadió que 380.000 funcionarios que figuran como beneficiarios y con relación a quienes perciben por encima del mismo el Estado no puede intervenir. "Este no es un Estado intervencionista o dirigista para imponer el aumento a los segmentos que ganan más que el mínimo vigente, sino que se maneja en base a una economía social de mercado donde la intervención es en la fijación del sueldo base", puntualizó.

El ajuste del 7,7% fue por recomendación de la Comisión de Salarios Mínimos, reunida el pasado viernes. Desde el Gobierno, se quería "redondear" a dos millones de guaraníes en base a estimaciones inflacionarias a noviembre, pero no prosperó por ir en contravención al Código Laboral.