Gral. Bernardino Caballero, fundador de la ANR.[/caption]
Gral. Bernardino Caballero, fundador de la ANR.[/caption]

Tras la Guerra contra la Triple Alianza (1864-1870), Paraguay inicia un proceso de reconstrucción en el plano económico y de reorganización política. Así, en 1887 se crean dos agrupaciones políticas que hasta hoy se disputan el poder.

Ellas son el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) que inició con la denominación de Centro Democrático y pasó por varios nombres hasta llegar al actual, y la Asociación Nacional Republicana (ANR), conocido como Partido Colorado.

Hoy 11 de setiembre, se recuerdan 129 años de la fundación de la ANR, y de este hecho histórico nos enfocamos en este material que intenta rescatar la historia política de nuestro país, principalmente para compartir con los jóvenes de la nueva generación.

El Partido Colorado en realidad lleva como nombre oficial Asociación Nacional Republicana (ANR) y es con el que se creó en 1887, teniendo al general Bernardino Caballero como uno de los principales promotores, aunque para la creación influyeron también otros referentes. Caballero era el de más poder, por su condición militar y de liderazgo. De hecho, se lo considera fundador del partido, ya que fue electo como primer presidente.

La creación del sector se dio como respuesta a la formación del Centro Democrático y para la defensa organizada del entonces oficialismo que fue hasta 1904. Ese año, los liberales tomaron el poder central, tras un golpe de Estado, que los mantuvo hasta 1936 cuando otra asonada militar ubicó a Rafael Franco en la Presidencia.

Los colorados volvieron al poder en 1948, e inicia así uno de los períodos más largos de Latinoamérica con un partido al frente de un país, teniendo desde 1954 al general Alfredo Stroessner como principal sostén, ya que gobernó de manera dictatorial hasta 1989, año en el que fue derrocado con un golpe de Estado, pero por otro colorado, su consuegro, el general Andrés Rodríguez.

Ya en período de proceso democrático, los colorados se mantienen en la administración presidencial hasta el 2008, cuando el partido es derrotado por primera vez en las urnas no por sus históricos rivales, los liberales, sino por el ex obispo Fernando Lugo, quien lideró una concertación de izquierda, sumando al PLRA como aliado. Es decir, desde su vuelta, la ANR gobernó desde 1948 a 2008, totalizando 60 años. Tras un corto período de cinco años en la denominada "llanura", los colorados vuelven al poder de la mano de Horacio Cartes, en el 2013.

Un hecho histórico muy particular para los colorados fue la Guerra Civil o Revolución de 1947, que se desencadenó luego del golpe de Estado del 13 de enero de 1947, llevado a cabo por el movimiento de los Guiones Rojos (colorados), y el mismo presidente de la República, Higinio Morínigo. Con la acción de los colorados había terminado la llamada "Primavera Democrática", considerada una etapa con libertad política y de expresión. Los colorados salieron a defender al Gobierno contra la alianza de militares institucionalistas, febreristas, comunistas y liberales. Popularmente ahí nace la denominación de "pynandi colorado" en alusión a los campesinos colorados "descalzos" que intervinieron en el atroz enfrentamiento.

Tras este hecho, comenzó una campaña de persecución política que no paró hasta la caída de Stroessner, cuando se dio apertura al proceso democrático. Asesinatos, desapariciones, torturas y persecución fueron los métodos para los críticos al Gobierno y al coloradismo.

Ya en esa etapa democrática, si bien a lo largo de los años los colorados tuvieron fuertes conflictos internos y divisiones, en 1992 se genera un punto de inflexión, cuando en unas internas fraudulentas de la ANR despojan a Luis María Argaña de la candidatura presidencial. Argaña fue asesinado siendo vicepresidente de la República en 1999. Este hecho genera una enorme grieta en el Partido hasta el punto que se registra una importante separación, con la creación de un nuevo partido liderado por el general Lino César Oviedo, Unión Nacional de Ciudadanos Éticos (Unace), sindicado como responsable político de la muerte de Argaña. Varios dirigentes y partidarios colorados pasaron al oviedismo. Tras la muerte de su fundador en un accidente, en el 2013, muchos volvieron al Partido Colorado, incluso los hijos del propio líder del sector.

A pesar de sus divisiones y permanentes enfrentamientos internos, la ANR llega al 2016 como el partido político con la mayor infraestructura del país, con el poder presidencial, con la mayor cantidad de afiliados y con la mayor cantidad de representación en el Congreso, las gobernaciones y municipios.